FOTO: Piergiorgio Facchinetti/PgFphoto

Lance Stroll sostiene que “muchos detalles” estuvieron detrás de sus complicaciones en las sesiones de calificación durante la primera parte de la temporada de Fórmula 1 de 2019.

El canadiense tardó hasta el Gran Premio alemán, la undécima ronda del Mundial, para poner fin a una racha de 15 carreras en las que fue eliminado en el primer segmento de la sesión (Q1), misma que comenzó en Estados Unidos en 2018, mientras conducía para Williams.

Además, fue superado por su compañero de equipo de Racing Point, Sergio Pérez, en 18 calificaciones de 21 posibles.

Stroll afirma que una variedad de problemas le hicieron batallar en estos aspectos.

“Muchos detalles”, dijo.”A principios de año tuve problemas con mi acomodo (de asiento) en el auto, entonces no encajaba muy bien. Y me tomó algunas carreras resolverlo. Suena ridículo, pero eso es algo real”.

“Además de eso, se ha tratado de comprender el balance mecánico, el balance aerodinámico, la configuración del diferencial, las opciones del torque, para aprovechar al máximo el auto”.

“Los fines de semana pasan muy rápido, una vez que llegas a la calificación, si no estás en línea con el auto, ahora es tan competitivo en la mitad de parrilla que no hay margen de error”.

“No hay margen para permitir ningún error, con la configuración y el manejo. Con la experiencia, todo eso se arregla y la comprensión de dónde moverse, cómo conducir un auto y cómo configurar un auto se vuelve mucho más claro”.

VER: Guerras (No tan) Fraternales 2019

“Y creo que eso es lo que he visto en el transcurso del año – lo reduje a lo que sé que funciona de mi parte, cómo tengo que manejar el auto, cómo tengo que configurar el auto y buscar rendimiento en él”.

“Y ese ha sido realmente el mayor cambio en el rendimiento. Se debe a todo eso”.

Stroll cosechó 21 unidades en seis resultados dentro de la zona de puntos a lo largo de 2019, mientras Pérez sumó 52 para concluir décimo en el rankeo general.

El canadiense admitió que, aún después de hacer un avance grande en sus actuaciones en calificaciones, sentía que no estaba haciendo un trabajo suficientemente bueno durante los sábados.

FOTO: Luis Ugarte

“Realmente vi una mejora desde las vacaciones de verano”, explicó. “Sentí que gané mucha confianza en el auto y eso siempre es positivo hacia adelante”.

“Del otro lado, fue frustrante, en la segunda mitad de la temporada que (no) convertimos algunos de esos mejores calificatorios porque no creo que estemos donde queremos estar el sábado”.

“Este deporte puede cambiar muy rápidamente. (Si en) las dos últimas carreras tienes dos resultados buenos, de repente estás reflexionando sobre el año de manera muy diferente.

“Pero sí, yendo a (2020) realmente ese es el objetivo. Es seguir trabajando mis sábados y sacar más del auto”.