FOTO: McLaren F1

Lewis Hamilton perdió el podio tras el incidente que tuvo con Alexander Albon en la conclusión del Gran Premio brasileño, permitiéndole a Carlos Sainz II finalizar en tercer lugar.

El británico intentó aventajar al tailandés en el sprint final de dos vueltas, al meterse a la zona de fosos para que le colocaran neumáticos frescos, algo que no hizo en el primero de dos encadenamientos y que le permitió a Max Verstappen ganar la competencia de este domingo.

En el reinicio, cuando intentó retomar el segundo sitio, Hamilton le pegó a Albon en la curva Bico de Pato, haciendo que el integrante de Red Bull Racing trompeara, mientras el británico era rebasado por Pierre Gasly, quien lo venció por 62 milésimas en la meta.

Aunque Hamilton subió al podio, los comisarios investigaron la maniobra y determinaron que “intentó pasar por el (carril) interior, pero no pudo llegar lo suficientemente adentro como para lograr el rebase y, cuando se dio cuenta de que no habría suficiente espacio, no pudo salir de la situación y la colisión siguió”.

Esto le mereció una sanción de cinco segundos, por lo que descendió a séptimo en el resultado provisional. Desde que se bajó de su auto, aceptó la responsabilidad del incidente y se disculpó con Albon, quien estaba a las puertas de su primer podio en la categoría.

“Ustedes casi nunca me ven hacer eso, (tener) colisiones con nadie”, dijo. “En retrospectiva, podría haber esperado para cruzar la línea, pero la retrospectiva siempre es una algo grandioso”.

Sainz II, quien arrancó en última posición porque un problema técnico le impidió participar en la calificación, tuvo que esperar una hora más para poder celebrar, ya que la FIA solicitó datos de algunos equipos, incluido McLaren, ante el surgimiento de quejas de que hasta seis pilotos utilizaron el sistema DRS con banderas amarillas durante el Gran Premio.

Es el primer podio para McLaren desde el Gran Premio australiano en 2014, hace 119 carreras, y el primero del español en 101 arranques en la F1, consagrándose como el mejor piloto no perteneciente a los equipos estelares en el Mundial actual, al asegurar la séptima plaza general.