El jefe técnico de Williams, Paddy Lowe, advirtió que hay problemas que requieren especial atención.

Los jefes de F1 presentaron esta semana sus planes para las regulaciones de motores posteriores a 2020 con la FIA, lo que provocó una reacción violenta de parte de Mercedes, Renault y Ferrari.

Se planean nuevas conversaciones con el Grupo de Estrategia de F1 el próximo martes, y se espera que los límites presupuestarios y la reducción de costos sean una parte clave de ese debate.

A pesar de todas las conversaciones sobre los planes de motores en los últimos tiempos, Lowe, que habló antes de la presentación de esta semana a los equipos, dijo que hay otras áreas en las que hay que concentrarse.

“Cuando miras la F1, aunque hay mucha discusión sobre problemas con los motores, no es realmente el mayor problema en el deporte”, dijo Lowe.

“El motor se ve como un problema entre los tres mejores equipos que luchan por los primeros puestos. El mayor problema en este momento es la enorme disparidad en comparación con el resto de los equipos. No se trata de la elección del motor sino de estandarizar todos los aspectos en los equipos”.