COMO SIEMPRE NUESTROS EDITORES SE LA PASAN BUSCANDO QUIÉN ES EL MEJOR Y DISCUTEN AD INFINITUM Y DECIDEN TORNAR LAS PALABRAS EN ARTÍCULOS QUE DISCERNIRÁN CUESTIONES QUE LA SUBJETIVIDAD IMPIDE ZANJAR. PERO ESO NO IMPIDE QUE EN FASTMAG TOQUEMOS LOS TEMAS QUE NADIE MÁS SE ATREVE Y HE AQUÍ LOS RESULTADOS:

20. Roberto Moreno, el súper substituto. Brasil.

76-3

Campeón brasileño de karts en 1978, decidió iniciarse en monoplazas en Inglaterra al año siguiente siendo su propio mecánico en F. Ford, remolcando su auto a las competencias y haciéndola de hombre orquesta. Sus resultados le valieron un contrato con Van Diemen en 1980 y quedó entre los seis mejores en cuatro campeonatos y ganó el Festival de FF de Brands Hatch. Con ayuda de Lotus corrió campañas interrumpidas en F3, F. Atlantic e incluso intentó calificar al GP holandés de F1 en 1982. También ganó el GP australiano derrotando a varios futuros campeones pero no sería hasta 1987 que volvería a la F1 con AGS sacando el primer punto en Australia. Fue subcampeón de F2 en 1984, ganó la F3000 en 1988, pero siguió siendo substituto y la primera vez que tuvo un auto bueno. Un Benetton en 1990 quedó segundo en Japón, peo no completó la campaña siguiente. También corrió en CART en todos los equipos chicos y ganó sólo con Patrick Racing en 2001 y 2002. Nunca tuvo autos a la altura de sus manos y su talento no pudo mostrarse en plenitud.

19. Roberto Guerrero, la primera PP en Indianápolis. Colombia.

76-4

Luego de ser campeón colombiano de karts, Roberto José se fue a Europa a la escuela de Jim Russell en 1977 y luego tendría victoria en F. Ford, F3 Británica y F2 Europea camino a la Fórmula Uno, en la cual debutó en 1982 con el equipo Ensign, que se hallaba atrapado en las guerras FISAFOCA y usaba llantas Avon, las cuales no servían y les fueron retiradas en varias ocasiones. En 1983 Ensign se fusionó con Theodore y Roberto fue coequipero de Johnny Cecotto, pero otra vez no obtuvo puntos mientras que el venezolano logró uno y Guerrero decidió regresar a América. Se fue a correr en CART y en 1984 fue segundo en Indy y novato del año. Para 1987 ya era un contendiente serio y ganó dos veces, quedó segundo en Indy y cuando probaba en Indianápolis antes del cierre del año, chocó y una llanta le pegó en la cabeza. Estuvo en coma 17 días, perdió tres fechas, quedó cuarto final y aunque regresó a las pistas no volvió a ganar, pese a que obtuvo la PP en Indy en 1992. Se retiró al no calificar para las 500 Millas en 2001.

18. Cristiano Da Matta, se le atravesó un venado. Brasil.

77-1

Hijo del multicampeón de turismos brasileño, Toninho, Cristiano empezó tarde en los karts a los 16 años, pero ganó a F3 Sudamericana a los 21 años de edad y se fue a Europa a correr, un año en F3GB y otro en F3000. Para 1997 regresó a América y se enroló en Indy Lights siendo esa vez el novato del año, y ganando el título la campaña siguiente. Corrió un par de años en equipos chicos y el Newman-Haas lo contrató para 2001; les dio tres victorias ese año, para en 2002 lograr el título. El equipo Toyota lo llevó a F1 en 2003, pero lo dejó libre antes de acabar la campaña 2004 tras unas declaraciones revelando la falta de competitividad de su montura. Regresó a CART y ganó una carrera en 2005 y luego cambió de equipo dos veces para 2006, pero en agosto probando en Road America se le atravesó un venado y Cristiano no volvió a manejar hasta marzo de 2008. Se retiró después de 2011, pues nunca se recuperó del todo.

17. Jorge Recalde, el mejor rallista de Latinoamérica. Argentina.

77-2

El argentino de Mina Clavero se inició en turismos en 1970 y compaginó sus actuaciones en pista con el rallismo al cual dedicó todo su tiempo desde 1978. Logrando varios títulos argentinos. Participó muchas veces en el rally mundialista argentino, pero su epopeya máxima la marca la edición de 1988 cuando con un Lancia Delta Integrale oficial bate a su coequipero Miki Biaison, ganador de las dos ediciones anteriores. También lidera el Rally Safari en Kenia, pero a 22 kilómetros del final una oveja se le cruza y le rompe el radiador del Lancia por lo que abandona cuando tenía un cuarto de hora de ventaja. En 69 rallies del Mundial disputados ganó 58 etapas, obtuvo ocho podios y un triunfo absoluto, números que lo colocan en la élite del rallismo mundial. Murió de un infarto compitiendo en el Rally de Villa Dolores en 2001. Y nadie más se acerca siquiera a sus logros.

16. José María “Pechito” López, el hombre de los turismos. Argentina.

77-3

Compitió desde los ocho años en karts, ganó incontables títulos y finalmente en 2001 debutó en el FR2.0 en Europa, ganando el título italiano al año siguiente. Renault lo vuelve piloto de desarrollo y gana la FRV6 en 2004, y sube a la GP2, pero Renault le quita el apoyo al final de 2006 y ‘Pechito’ regresa a Argentina. Compite en las series locales de turismos y gana títulos en TC2000 y Top Race; en 2010 se anuncia su integración al equipo naciente de F1 USF1, pero resulta un fiasco y retorna a correr en la patria ganado el título de y Súper TC2000 en 2012. Para 2013 corre la fecha argentina del WTCC y gana la Carrera 2, lo que sirve para que Citroën lo integre a su equipo oficial en 2014, cuando sorprende y gana el título mundial, el cual repite en 2015. Ahora todos saben que iba a ser un grande.

15. Felipe Massa, campeón por 39 segundos. Brasil.

77-4

Felipe llegó a Europa en 2000 y se coronó en la Fórmula Renault Italiana y en su similar Europea, y al año siguiente fue campeón de la F3000 Europea –y ganó algunas fechas del europeo de Superturismos para Alfa Romeo–, lo que le valió ser contratado por Sauber para F1 en 2002 Se fue a la banca como probador en 2003 con Ferrari, y regresó a Sauber en 2004 y 2005 antes de irse a la Scuderia de Maranello como reemplazo de Rubens. Corrió al lado de Schumacher hasta el retiro de éste y luego se quedó en el equipo con Kimi Raikkonen. En 2008 fue campeón al cruzar la meta triunfador en Brasil, pero Hamilton se recuperó en las curvas finales para quedar quinto y arrebatarle la gloria 40 segundos después al arribar quinto. En 2009 tuvo un accidente grave en Hungría y aunque no hay secuelas neurológicas, ya nunca fue un líder. Fiel escudero de Schumacher y Alonso, Ahora batalla con éxito contra Bottas en Williams, pero su tiempo en F1 se acaba.

14. Rubens Barrichello, el primero en correr 300. Brasil.

78-1

Rubens tiene la carrera más longeva de F1, fue el primero en correr 300 grandes premios, pero su primer triunfo llegó en su octavo año en la categoría máxima, en Ferrari, con 124 GPs en la bolsa y nunca contendió por el título siendo apenas el fiel escudero de Schumacher. Se fue a Honda y con el equipo rebautizado Brawn peleó el título en 2009, pero acostumbrado al número 2, no pudo deshacerse de su sino y terminó detrás de Button. Al dejar la F1 se fue a IndyCar, pero no tuvo un año bueno en 2013, emigró a los Stock V8 brasileños y ganó el título en 2014. Ahí sigue siendo también comentarista de la TV brasileña.

13. Helio Castroneves, le falta el último paso. Brasil.

78-2

Helio siguió el camino usual de los kartistas brasileños destacados y corrió en Europa siendo tercero en al F3 Británica de 1995, pero se regresó a América a correr Indy Lights en 1996 por consejo de su manager, Emerson Fittipaldi. En 1997 fue subcampeón y con eso brincó a la serie CART al año siguiente, pero no fue hasta que lo contrató Penske en 2000 –tras los accidentes fatales de Greg Moore y Gonzalo Rodríguez–, que empezó a ganar y ser contendiente sempiterno por el título. En 2001 obtuvo su primer triunfo en la Indy 500 y añadió otros dos en 2002 y 2009, pero aunque ha quedado 12 veces entre los cinco mejores, nunca ha logrado el título de IndyCar. Y en 2016 seguirá intentándolo.

12. Juan Zanelli, el precursor de la región. Chile.

78-3

La F1 no existía aún en 1920, pero sí las carreras de Gran Premio. Juan fue enviado a estudiar a Europa y se estableció como cónsul chileno en Niza al acabar sus estudios, y se interesó en el deporte motor; le gustaban los Bugatti y su primer triunfo fue precisamente en el GP Bugatti en Le Mans en 1929, en un auto que le había vendido el barón de Rothschild tras volar el motor del propio. Fue la primera victoria de un latinoamericano en Europa y en un GP y su premio fue un Bugatti nuevo; repitió el triunfo en 1930 y en 1931 fue Campeón Europeo de Montaña. Tras un sabático en Chile, en 1933 ganó el GP de Penya Rhin (español) en Montjuich válido para el campeonato del mundo, dejando atrás a Tazio Nuvolari, quien hizo la VR. Luego vendría la irrupción de las máquinas alemanas y no habría más victorias; cuando la guerra llegó se integró a la Resistencia francesa y murió en un tiroteo en 1944 combatiendo a los nazis.

11. Ricardo Rodríguez, el Mozart de 4 ruedas. México.

79-4

Tras una carerra con triunfos internacionales desde los 15 años, en 1957, quedó en el podio en Le Mans a los 18 años de edad (récord vigente) y debutó en primera fila en el GP de Italia 1961 en Monza, en el circuito largo con óvalo, en el quinto Ferrari, con motor antiguo (V a 65°), a los 19 años de edad, siendo el más joven en la historia. En 1962 ganó la Targa Florio y obtuvo puntos en F1 en Spa y Nürburgring, los circuitos de pilotos, pero cuando Ferrari declinó ir a México al final de temporada, Ricardo consiguió un auto del equipo de Rob Walker y perdió la vida en el primer día de prácticas del GP mexicano al romperse la suspensión trasera de su Lotus 24. Murió antes de cumplir 21 años y nadie fue tan rápido como él, tan temprano.