FOTO: Autosport

En las horas previas a las “24 Horas de Le Mans”, el Club Automóvil del Oeste (ACO, por sus siglas en francés) presentó los detalles del reglamento de los “Hiperautos” que llegarán al Mundial de Resistencia en la temporada 2020-21.

Como se esperaba, la categoría permitirá en su clase superior tanto a Prototipos especializados como a máquinas derivadas de Hipercoches de calle con la condición de que se elaboren al menos 20 modelos de producción durante un período de dos años.

Ningún fabricante fue presentado en la confirmación de las reglas, pero a la postre, Toyota y Aston Martin oficializaron su intención de participar en la categoría. 

ACO explicó que el objetivo es “crear una clase superior con un nivel de parrilla parejo” y limitar la cantidad de ganancia de rendimiento que se puede encontrar a través de una mayor inversión. El organismo añadió que sus medidas están diseñadas para promover la inscripción de equipos con dos vehículos durante un período de cinco años.

El presidente de la FIA, Jean Todt, expresó que las reglas “se han desarrollado a través de un proceso de colaboración positiva entre la FIA, ACO, los fabricantes y los equipos, para brindar una plataforma estable a largo plazo y un campo de pruebas rentable para la próxima generación de tecnologías automotrices”.

Una presentación que se realizó el viernes por la mañana en Le Mans también utilizó el término “hiper sport” para la categoría, pero no está claro si este será un nombre oficial.

FOTO: Autosport

Los aspectos más destacados de los detalles técnicos incluyen un peso de coches reducido a 1100 kg y una potencia de salida modificada de 750 bhp para que la categoría, que reemplazará a los LMP1, alcance las 3m30s de vuelta con configuración de carrera en La Sarthe.

Los sistemas híbridos no serán obligatorios, pero aquellos que elijan esta opción no deben superar los 270 bhp con un sistema de Equilibrio de Desempeño basado en la clase GTE que se aplicará durante la temporada para mantener paridad entre las máquinas híbridas y las no híbridas.

También hay medidas de contención en la potencia híbrida para ayudar a recuperar la ventaja de un sistema de tracción de cuatro ruedas en comparación con las inscripciones de unidades de tracción de dos ruedas.

Las reglas de motores han sido diseñadas para ser de desarrollo abierto, y los prototipos de hipercoches podrán producir un diseño “a medida” o un derivado modificado de un hipercoche de calle; estos últimos harán uso de una versión basada en el diseño original del auto o del fabricante.

Una “curva de potencia regulada” y un proveedor de combustible único también se implementarán para ayudar a mantener la competitividad entre la variedad de marcas. Además, habrá libertad en el diseño de los hipercoches en términos de cuerpo e inferiores, siempre y cuando su estilo no afecte los criterios de seguridad.

Todo esto se ratificó en el Consejo Mundial de Deporte Motor que la FIA celebró el mismo viernes.