FOTO: Sean Gardner/ Getty Images for NASCAR Media

Kyle Busch dominó el cierre de la final de la Copa NASCAR para alzar el título de campeón por segunda vez en su trayectoria.

El estadounidense lideró 120 de las 267 vueltas programadas para este domingo en Homestead, siendo el que menos errores cometió durante la jornada y el más veloz en la última parte de la misma.

Así, encabezó otro 1-2-3 para el equipo Joe Gibbs Racing y Toyota, que se agenciaron 19 triunfos en competencias puntuables. Cinco fueron de parte de Busch, quien se consagró en la categoría estelar de la serie en 2015.

En marzo, alcanzó las 200 victorias sumando las tres divisiones nacionales, cifra que llegó a 208, aunque la más reciente en Copa fue en junio. Además, fue campeón en la fase regular del campeonato.

Martin Truex II fue su oponente más sólido, aunque cruzó la meta en segunda posición, a 4.5s. El monarca de 2017 dominó la primera parte del evento, al liderar 103 giros, pero se retrasó por un error que sus mecánicos cometieron en el segundo segmento, cuando le colocaron las llantas derechas a la izquierda y viceversa durante una detención en fosos.

Dos encadenamientos le sirvieron para recuperar terreno, pero su ritmo dejó de ser tan fuerte como el de Busch en los turnos finales. Aunque totalizó siete victorias en su primer año con el escuadrón de Gibbs, es la segunda vez consecutiva que se queda con el subcampeonato.

Denny Hamlin vio arruinadas sus posibilidades en la parte más crucial del recorrido. Al auto del ganador de las “500 Millas de Daytona” le colocaron una cinta adhesiva que le recalentó el motor en su último servicio en la zona de abastecimiento, por lo que se metió otra vez y perdió un giro de ventaja ante el líder. Pese a sus intentos, solo rescató el décimo lugar.

Kevin Harvick, representante de Stewart-Haas Racing y Ford, intentó jugar con la estrategia al extender su última detención, esperando una bandera amarilla; sin embargo, esto nunca ocurrió, por lo que al cumplir con su servicio, fue relegado a la cuarta casilla, a 14s del vencedor.

Erik Jones quedó tercero en la competencia, adelante de Harvick y Joey Logano, quien cede la corona pero concluye quinto en el rankeo general. Clint Bowyer, Ryan Newman, Austin Dillon, Alex Bowman y Hamlin.

En su última participación con Stewart-Haas, Daniel Suárez finalizó en 14º puesto. Aunque Jimmie Johnson llegó una casilla adelante y se agenció dos puntos extra, el regiomontano aseguró el 17º sitio general, aventajando por 11 puntos al californiano.

La consagración de Toyota significa que los tres títulos nacionales de NASCAR se repartieron entre los tres fabricantes de la categoría por segundo año consecutivo, con Matt Crafton (Ford) ganando en las Camionetas y Tyler Reddick (Chevrolet) haciendo lo propio en Xfinity.