FOTO: Camino a Indy

La Indy Lights canceló su campeonato en 2020 y concentrará sus esfuerzos en el año entrante.

La categoría de desarrollo de IndyCar explicó que la pandemia del coronavirus y los cambios en calendario de la serie estelar generaron un impacto en los planes de algunos pilotos, que abortaron su participación.

Para St. Petersburg, en el que ya habían practicado antes de la cancelación del evento, había 10 coches en la lista de inscritos, siete de éstos de tiempo completo, lo cual refleja el problema que ha tenido para atraer participantes adicionales durante los últimos años, por los costos altos de operación.

Por ello, después de conferenciar con Roger Penske, propietario nuevo de INDYCAR, se determinó no correr este año, por lo que será la primera vez que esta serie, contando sus etapas de American Racing Series, Infiniti Pro e Indy Pro Series, no compita desde 1986.

“Los efectos de la pandemia mundial en las empresas, incluidas las carreras, han sido graves”, comentó Dan Andersen, propietario y Jefe de Andersen Promotions, que administra a la serie.

“Los cambios en nuestro calendario general de carreras, así como la programación de cada fin de semana de eventos y la capacidad de algunos de nuestros pilotos para competir, han impactado la serie Indy Lights mucho más duramente que nuestros otros dos campeonatos”.

“Con menos protección para empezar, se hizo cada vez más evidente que la temporada 2020 estaba en peligro y el mejor plan era hacer una pausa, reconstituir para 2021 y hacer todo lo posible para mejorar el campeonato de Indy Lights para la temporada próxima”.

“Después de conversaciones con INDYCAR y la comprensión de su firme compromiso con Indy Lights en el futuro, juntos decidimos suspender la temporada 2020 de Indy Lights”.

“Reconocemos que esto causará algunas dificultades, pero esperamos que todos los participantes se den cuenta de la necesidad de esta decisión y miramos hacia 2021 con la promesa de mejores cosas por venir”.

Indy Lights planeaba comenzar su temporada del 19 al 21 de junio en Road America. El uruguayo Santiago Urrutia era el único latinoamericano presente en la parrilla, con el equipo HMD Motorsports.

Las otras dos series que conforman al Camino a Indy, la Indy Pro 2000 y la USF2000, aún planean tener temporada este año; en ambas se anunció participación de los mexicanos Moisés de la Vara, Manuel Sulaimán y Manuel Cabrera.

Su compatriota Patricio O’Ward, integrante actual de ARROW McLaren SP, se coronó en 2018.

Indy Lights se une al Jaguar I-PACE eTROPHY en ser golpeada fuertemente por la crisis sanitaria-económica, aunque esta última desaparecerá por completo a fin de año.