FOTO: Pirelli Motorsport

Lewis Hamilton conquistó el Gran Premio de Brasil, con lo que ayudó a la escudería Mercedes AMG a asegurar su quinto título de Constructores consecutivo en la Fórmula 1.

El pentacampeón mundial volvió a ser superior en gran parte del fin de semana, pese a que Max Verstappen fue protagonista al quitarle el liderato en la segunda mitad de la competencia de este domingo; sin embargo, un contacto que el piloto de Red Bull Racing tuvo con Esteban Ocon le abrió el camino al británico, quien por primera vez desde 2016 llegó a 10 triunfos en un mismo año y se anotó su segundo éxito en Interlagos.

El arranque vio a Hamilton manteniendo el liderato sobre Valtteri Bottas, beneficiado por la línea ideal para superar a Sebastian Vettel, quien a su vez cometió un error y cedió ante Kimi Raikkönen. Detrás, Marcus Ericsson perdió tres posiciones y bloqueó el paso de los integrantes de Haas, mientras los pilotos de Renault tuvieron un contacto en la lucha por el 13º sitio, sin complicaciones.

Hamilton se mantuvo al frente en los primeros giros, mientras Verstappen inició su persecución al rebasar a Kimi Raikkönen y a Vettel en tres vueltas. Para el décimo giro pasó a Bottas, quien más adelante fue el primero en ingresar a la zona de fosos por el neumático medio. Daniel Ricciardo, quien arrancó en 11º posición tras una penalización, ya había avanzado al sexto.

FOTO: Wolfgang Wilhelm/Mercedes AMG F1

El líder de la carrera hizo su primer abastecimiento un la vigésima vuelta en tanto que Vettel y Raikkönen, los únicos de la parte principal de la parrilla en arrancar con el compuesto suave, extendieron su primer turno hasta las vueltas 28 y 31, respectivamente, calzando el neumático medio, aunque el alemán dejó el paso libre al finlandés, quien está en la lucha para mantener la tercera posición del Mundial de pilotos.

Tras sufrir con el tránsito, Verstappen efectuó su servicio en el 35º giro y salió detrás de Hamilton, pero con el compuesto suave le tomó cinco vueltas alcanzar y superar al pentacampeón mundial, quien reportaba problemas con la administración de llantas y el motor.

El momento crítico de la carrera ocurrió en el 43º paso por meta, cuando al intentar lapear a Ocon, el holandés y el francés se tocaron en la “Curva ‘S’ de Senna” y terminaron trompeando. Hamilton retomó el liderato pero, al ir en modo conservador, su diferencia no fue mayor a 5s. sobre Verstappen, quien para la parte final del recorrido aprovechó la presencia de los rezagados para recortar su distancia a hasta 1.4s.

Detrás, Ricciardo también avanzó de forma significativa, al superar a Vettel y a Bottas para ubicarse en cuarto cuando faltaban 14 vueltas; en el final atacó a Raikkönen, pero fue el finlandés quien ocupó el último escalón del podio.

Bottas completó las primeras cinco posiciones por delante de Vettel, quien hizo una detención adicional en fosos en el giro 54, aunque la falta de ritmo lo dejó sin posibilidades de rebasar al finlandés.

Charles Leclerc se mantuvo adelante en todo momento entre el grupo de las escuderías no estelares, terminando en séptimo y rescatando una jornada importante para Sauber, ya que Ericsson abandonó. La dupla de Haas también cosechó puntos significativos, al tener a Grosjean en octavo y a Magnussen en noveno, con lo que la escuadra estadounidense se acercó a Renault, que no sumó unidades, en la lucha por la cuarta casilla del Mundial de Constructores.

Sergio Pérez acertó en la elección del compuesto superblando, mismo que administró de manera correcta para completar un primer turno de 39 vueltas. A su vez, el mexicano se escapó de Pierre Gasly, los pilotos de Renault y su coequipero Ocon, quien fue castigado con un “pase y siga” de 10 segundos, por lo que completó la carrera en décima plaza.

Además de Ericsson, Nico Hulkenberg no completó el GP brasileño, a causa de problemas en la temperatura de su unidad de potencia. Su coequipero Carlos Sainz fue 12º, detrás del Toro Rosso de Brendon Hartley.

La Fórmula 1 concluirá su temporada 2018 el domingo 25 de noviembre en el circuito de Yas Marina, en Abu Dabi.