Toto Wolff, jefe de Mercedes Fórmula Uno, dice que entiende que Valtteri Bottas se encuentra en una situación incómoda y con mucha presión por su contrato a corto plazo con el equipo.

Bottas fue firmado como reemplazo del campeón mundial, Nico Rosberg, durante el invierno, inicialmente en un acuerdo de un año para ser coequipero de Lewis Hamilton.

Wolff dijo que estaba satisfecho con el inicio de Bottas en Mercedes, pero subrayó que el finlandés sabía que era poco probable que obtuviera una extensión de contrato a principios de la campaña por los pilotos de primera línea –Sebastian Vettel y Fernando Alonso– que estarán sin contrato al final de la temporada.

“Por supuesto que es una situación incómoda para él, con bastante presión”, dijo Wolff. “Cuando decidimos hacerle la oferta a Valtteri, él sabía que nos tomaríamos nuestro tiempo con la decisión a futuro, porque el mercado de pilotos estará más abierto en 2018 y más allá –2018 y 2019–. Pero en general la opinión del equipo es que ha hecho un buen trabajo”.