El Corvette C8.R (FOTO: Richard Prince/Chevrolet)

Corvette Racing no participará en las “24 Horas de Le Mans” de este año.

Así como ocurrió con la operación que Porsche tiene en IMSA-SCC, la marca estadounidense explica que la logística de preparar sus autos deportivos, junto con el calendario apretado para el otoño, fueron algunos factores en la decisión de retirar sus dos inscripciones de la lista de participantes.

También se maneja el recorte de presupuesto que General Motors ha tenido que hacer ante la crisis económica derivada del coronavirus.

De esta forma, será la primera vez desde 1999 en que la marca compite en la prueba de resistencia más importante del mundo.

“Corvette Racing tiene una historia larga de competir en las ’24 Horas de Le Mans’, así que nuestra decisión de no participar en esta carrera histórica este año no fue fácil”, expresó Jim Campbell, Director de Desempeño de Vehículos y Deporte Motor.

“Factores varios jugaron en nuestra decisión, incluyendo las condiciones actuales y el tiempo de la reprogramación. Estamos orgullosos de que Corvette Racing haya sido invitado en las ’24 Horas de Le Mans’ en los últimos 20 años y lamentamos no participar este año. Esperamos tener la oportunidad de correr en Le Mans de nuevo”.

Corvette estrenó el vehículo C8.R con motor central esta temporada en Daytona, además de tener la intención de correr en la visita del WEC a Sebring en marzo, antes de que el evento se cancelara por los daños colaterales de la crisis.

Las “24 Horas de Le Mans” se pospusieron al 19 y 20 de septiembre, y el escrutinio se programó para una semana antes. IMSA-SCC reagendó sus eventos en Laguna Seca y Mid-Ohio para el 6 y 27 de septiembre, respectivamente.