Fernando Alonso dice que los niveles “récord” de ahorro de combustible que los pilotos de la Fórmula Uno de McLaren consiguieron en Australia muestran que la falta de potencia no es el único punto débil del nuevo motor Honda.

Honda presentó medidas contra los problemas de fiabilidad de la pretemporada, mismas que permitieron a McLaren quedarse a seis vueltas de conseguir que ambos autos terminaran el Gran Premio de Australia, mientras que Alonso superó las expectativas al alcanzar la Q2 y se quedó cerca de anotar un punto.

McLaren se prepara para una carrera mucho más dura en China, donde se espera que la recta larga del circuito de Shanghai castigue al motor Honda más que Australia.

“No es [solamente] potencia, son muchas cosas –es confiabilidad, es ahorro de combustible y hay muchas más implicaciones para la conducción por las que no podemos manejar normalmente, porque tenemos que conducir a pesar del motor–”, dijo el español. “No podemos cometer ningún error durante toda la carrera, ya que cualquier equivocación en una esquina la pagas en la siguiente recta con una diferencia en velocidad –necesitas hacer errores cero–”.