FOTO: Florent Gooden/DPPI/Alfa Romeo Press

Alfa Romeo Racing no logró anular las penalizaciones que sus pilotos recibieron en el Gran Premio de Alemania, en julio pasado, por lo que el resultado de la 11° ronda del Mundial de Fórmula Uno permanece igual.

El equipo con sede en Suiza había apelado los castigos de 30 segundos que se les aplicaron a Kimi Raikkonen y Antonio Giovinazzi, por lo que pasaron de la séptima y octava posición a 12° y 13°, respectivamente.

Aunque el director deportivo de Alfa, Beat Zehnder, dijo el mes pasado que el equipo no arriesgaría el enfoque de su apelación, a menos que sintiera que tenía “algunos argumentos para ganar”, el martes el caso fue declarado inadmisible por la FIA.

Las penalizaciones posteriores a la carrera no se encuentran entre los castigos que se pueden apelar bajo las reglas actuales de la categoría máxima.

Las sanciones se impusieron por infracciones en las características de los sistemas de embrague, aunque el director de Alfa, Frederic Vasseur, había argumentado en ese momento que el problema estaba fuera de control del equipo.

“La situación surgió durante las vueltas que pasamos detrás del Auto de Seguridad antes del arranque de parado: sufrimos una disfunción del embrague que estaba fuera de nuestro control e investigaremos más el problema”, explicó.

“Respetamos el proceso de la FIA y el trabajo de los comisarios, pero apelaremos esta decisión ya que creemos que tenemos los motivos y la evidencia para revocarla”.

El resultado mantiene a Lewis Hamilton en noveno lugar, por lo que su ventaja en el liderato general sobre Valtteri Bottas se mantiene en 65 puntos. Además, Robert Kubica conserva la décima posición y su unidad correspondiente.