Compartir
Vettel (FOTO: Scuderia Ferrari)

Una de las historias de la primera mitad del Campeonato de Fórmula 1 es el nuevo paso que Ferrari y Sebastian Vettel han dado hacia adelante en términos de competitividad.

En el descanso de verano del año pasado, el alemán lideraba la puntuación con 14 unidades sobre Lewis Hamilton, pero la superioridad de Mercedes y las fallas mecánicas del conjunto italiano derivaron en que el británico se coronara en la antepenúltima fecha del calendario.

Hoy, parece que la pelea entre ambos pilotos y constructores durará hasta la última cita del año, gracias a las mejoras en el modelo SF71H y, según Vettel, las metas alcanzadas con el esfuerzo que su grupo de trabajo continúa haciendo hasta hoy.

“Para el final de 2016 tuvimos una especie de cerradura abierta, y desde entonces hubo cierto impulso comenzando a avanzar y a desarrollarse”, recordaba en la semana del GP de Alemania. “Desde entonces creo que lo mantuvimos andando. Las reglas de ’17 nos dieron la oportunidad como equipo de recuperarnos, porque antes estábamos un poco atrás”.

“Desde entonces, y también el año pasado, tuvimos un gran ritmo, un gran auto y fuimos capaces de desarrollarlo. Nos faltó un poco de desempeño a final de año. Aprendimos de eso y esperemos que podamos hacerlo mejor – lo cual falta aún por verse, pero el auto tiene potencial”.

El alemán acumula cuatro victorias, siete podios y cinco PP (FOTO: Scuderia Ferrari)

Aún con esta ventaja, lo que ha ido en contra de Vettel son los incidentes que, hasta el GP de Hungría, lo tienen 24 puntos detrás de Hamilton. Los episodios en China con Max Verstappen, Francia y Hungría con Valtteri Bottas, además de su salida de pista en Hockenheim y el intento fallido de rebase sobre el finlandés en Bakú, son la prueba de que por más que se tenga el mejor coche, el éxito no está asegurado.

Pero gracias a la forma en la que se ha desarrollado el campeonato, con retiros inesperados de los pilotos de Mercedes y la aparición espontánea de Red Bull Racing en las primeras posiciones, el tetracampeón del mundo está consciente de que la consistencia será importante para tener posibilidades de seguir en la pelea.

“Comparado con el año pasado, perdimos el campeonato porque nuestro auto no era lo suficientemente rápido para ser partido en la parte final de la temporada, a pesar de lo que pasó con los abandonos”, reconoció tras el GP de Hungría.

“Este año se ha mostrado que nuestro auto es más eficiente, nuestro auto es más fuerte y aún tiene mucho potencial que liberar – así que estoy confiado con lo que está en puerta que podemos mejorar. Veremos. Debe ser una segunda parte emocionante del año”.