Compartir

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, dice estar  “triste y decepcionado” porque  Porsche se retirará de la división LMP1 del Campeonato Mundial de Endurance (WEC).

Porsche confirmó el viernes por la mañana que saldrá de la categoría superior de las carreras de autos deportivos y seguirá a Mercedes en el programa de Fórmula E a partir de 2019/20.

La salida de Porsche deja a Toyota como el único fabricante actualmente comprometido con la clase LMP1 de la próxima temporada, después de haber sido un pilar del WEC desde su creación en 2012.

“En las 24 Horas de Le Mans del año pasado, nos sentimos honrados de que Porsche considerara a Toyota como un rival, fue una gran batalla mientras peleábamos unos contra otros por la victoria”, argumentó Toyoda.

“Veíamos a Porsche como un reto grande, esos pensamientos nos llevaron a trabajar más duro y poner nuestro mejor esfuerzo en la realización de nuevas tecnologías y habilidades”.

“Como un fabricante de automóviles que ha tenido presencia por mucho tiempo, Porsche merece un gran respeto. Me siento muy triste y decepcionado de que ya no podamos  competir contra una compañía importante como lo es Porsche”.