Compartir
FOTO: Zak Mauger / FIA Formula 2

La temporada necia de la Fórmula 1 parece seguir en acción a pocos días de que comience el verano.

Ahora es Toro Rosso el que está explorando sus opciones para el corto plazo, ante los malos resultados de Brendon Hartley después de seis Grandes Premios.

Este miércoles, múltiples medios europeos revelaron que la escudería italiana solicitó a McLaren los servicios de Lando Norris para el Gran Premio de Austria y, por lo menos, hasta el resto de la temporada actual, a lo que la casa británica expresó su negativa.

Ante ello, el piloto británico indicó que estas notas no lo distraerán de su labor en la Fórmula 2, en la que es líder del campeonato con Carlin, ni de su papel como piloto de reserva de McLaren.

“Estoy halagado por las historias pero estoy enfocado en F2 y comprometido con McLaren. Dejo este tipo de cosas en mi administración”, indicó a través de un portavoz.

¿Terminará Hartley la temporada? (FOTO: Mark Thompson/Red Bull Content Pool)

Hartley ha tenido un arranque decepcionante de la temporada, en parte por mala suerte, pero al compararse con los 18 puntos que su coequipero Pierre Gasly ha acumulado contra la única unidad que el neozelandés consiguió en Azerbaiyán, su situación dentro de la organización se puso en duda.

Por su parte, Norris ha sorprendido por la cantidad de logros acumulados con tan solo 18 años de edad, como los campeonatos en la F3 Europea, la Eurocup Fórmula Renault 2.0 y la 2.0 NEC; además de liderar la F2, debutó este año en las “24 Horas de Daytona”, impresionando a varios por su competitividad con el inferior chassis Ligier LMP2 de United Autosports.

Por ello, el equipo de Franz Tost le ofreció a Norris una promoción automática, aunque McLaren impidió este movimiento porque, ante la incertidumbre sobre su alineación para 2019, tampoco descarta darle el ascenso.

“Nosotros no estamos sorprendidos de que otros equipos se acerquen a nuestros pilotos. Ellos claramente creen que son tant talentosos como nosotros lo hacemos”, expresó un portavoz de McLaren a Crash.net.

Además de que se concluye que Hartley está bajo presión dentro de Toro Rosso, este es el indicio más reciente de la importancia de la decisión que Fernando Alonso vaya a tomar en 2019, ante la posibilidad de dejar la Fórmula 1 y contribuir en el programa que McLaren pretende tener en la IndyCar Series. Vandoorne tampoco tiene un futuro asegurado, al solo tener ocho puntos antes del Gran Premio de Canadá.

Hartley y Gasly llegaron a Toro Rosso en la parte final del campeonato pasado tras el despido de Daniil Kvyat y el préstamo de Carlos Sainz II a Renault.