FOTO: Austral/Hyundai Motorsport GmbH

El futuro a corto plazo de Dani Sordo en el WRC permanece en duda, ya que no sabe cuál será su siguiente aparición con Hyundai.

El español terminó con una sequía de casi seis años en el Rally de Italia, cuando el Toyota de Ott Tanak tuvo un problema de dirección en la Etapa de Poder y dejó escapar el triunfo.

En un año en el que la marca coreana está rotando su alineación en su segundo y tercer autos a lo largo del año con Sordo, Sebastien Loeb y Andreas Mikkelsen, que han incluido movimientos de última hora, Sordo espera recibir respuesta pronta de su jefe Andrea Adamo, en especial cuando Finlandia, el próximo evento del calendario, cuya fecha límite de inscripciones será el 1 de julio.

“No es mi rally preferido, no es uno de mis favoritos, pero tal vez pueda ir allí y ganar algunos puntos, cuarto, quinto lugar, algo así, comentó. “Pero es (hasta) agosto, ¿no? Eso es bueno para las vacaciones”.

Según Autosport, Sordo podría volver a ser convocado para Alemania, con Loeb o Mikkelsen en el tercer auto; el nonacampeón del Mundial lleva cinco apariciones al momento, pero se espera que su última participación en el año sea hasta España, evento que ganó en 2018.

Pese a la incertidumbre, Sordo se mostró muy agradecido por seguir aprovechando la oportunidad de participar en la clase mayor de la especialidad.

“Solo estoy tratando de dar lo mejor de mí en estos rallies. Entre ahora y el próximo rally, tenemos algo de tiempo para pensar. Tal vez sea demasiado pronto para pensar en el próximo año, pero todavía no tengo nada ordenado y me gustaría continuar con estos mítines que estoy disfrutando”, comentó.