FOTO: IDEC Sport

Un muy buen segundo puesto es lo que consiguió Memo Rojas en el arranque de la campaña 2019 de la European Le Mans Series, por lo que con sus compañeros dieron un primer paso sólido en la lucha por el título.

El auto No. 28 del IDEC Sport Racing comenzó las “4 Horas de Le Castellet” desde el segundo lugar y tuvieron el liderato más adelante en la competencia, pero un trompo les hizo perder 30 segundos, que fue la diferencia al final de la carrera con los ganadores, el equipo No. 21 de DragonSpeed, que llegó a la meta final con 16s de ventaja.

“Ha sido un gran resultado para comenzar la temporada, nuestro primer podio después de haber arrancado en el segundo sitio. Empezar con un podio es un buen paso para el objetivo final que es el título”, comentó.

“Debimos haber ganado la carrera, es la realidad, y es el primer paso para buscar ser mejores es la autocrítica. Hoy demostramos que pudimos haber ganado la carrera. Dimos lo mejor de nosotros y este segundo lugar es un gran inicio”.

FOTO: European Le Mans

De esto se aprenderán Rojas, Paul Loup Chatin y Paul Lafargue, y para la siguiente fecha a celebrarse a Monza el próximo 12 de mayo, será un buen momento para ello. Es ahí en Monza donde el mexicano ha sumado una victoria y un tercer puesto en dos de sus presentaciones en el Templo de la Velocidad, por lo que será un buen lugar para poder demostrar con todo el poderío para esta temporada.

DragonSpeed logró su primera victoria desde Bélgica en 2016, de la mano de Henrik Hedman y Ben Hanley, tras liderar 59 de las 135 vueltas completadas en Paul Ricard y aprovechar un mal cálculo de combustible del No. 30 de Duqueine Engineering.

La victoria en la clase LMP3 fue para el No. 17 Ultimate Norma, mientras que el No. 51 Luzich Racing Ferrari se quedó con los honores en la LMGTE, adelante del No. 83 Kessel Racing Ferrari, conducido por la tripleta femenina de Michelle Gatting, Rahel Frey y Manuela Gostner.