FOTO: Red Bull Content Pool

Toro Rosso se convirtió en la segunda escudería en presentar el auto con el que participará en el Mundial de Fórmula 1, reflejando de forma más significativa los cambios técnicos aplicados para 2019.

La casa de Faenza, que ingresa a su segundo año con Honda como proveedora de motores, compartió los detalles del modelo SRT14 que será conducido por Daniil Kvyat y Alexander Albon. Por tercer año consecutivo permanecen los colores azul, plateado y rojo, pero los “bargeboards” laterales son el detalle más novedoso al ir más apegado al extremo delantero de los pontones.

Para esta campaña, tendrán la ventaja de compartir información con Red Bull Racing a plenitud, ya que esta última también ocupará unidades de potencia Honda y utilizarán elementos del auto que la fábrica de Milton Keynes produjo el año pasado.

Franz Tost, director de la organización, adelantó que habrá componentes relacionados con el motor que tendrán las mismas especificaciones que su equipo hermano, aunque habrá otras que serán de generación 2018.

“El objetivo es mejorar siempre, con el fin de competir al nivel más alto posible, y este invierno hemos trabajado intensivamente para traer algunos cambios organizacionales, con los cuales esperamos ayudar a suavizar algunos problemas que experimentamos en el pasado”, dijo.

“Tenemos buena gente técnica para seguir el diseño en casa, y la confiabilidad del proyecto sinérgico de partes del año pasado (con Red Bull Technology y sus sedes en Faenza y Bicester, Reino Unido) nos colocarán en una situación más favorable para desarrollar más rápidamente durante la temporada”.

Toro Rosso finalizó en novena posición en el Mundial de Constructores del año pasado, con un cuarto lugar en el GP de Bahrein como mejor resultado. Como el nombre del vehículo lo resalta, será su 14° campaña en el Gran Circo.