FOTO: NASCAR México

Rubén Rovelo terminó con la fortuna mala que lo perjudicó en la primera parte de la temporada para ganar en la visita de la NASCAR Méxic a El Dorado Speedway.

El integrante de Grupo TOP/JV Motorsports abrió el año con la misma competitividad que en 2018, siendo la segunda posición en Guadalajara su mejor resultado hasta ahora, incidentes en Monterrey y Chiapas, una sanción en Puebla y un resultado desalentador en Aguascalientes, lo dejaron 11º en la puntuación.

En esta ocasión, el capitalino fue el piloto a vencer en la única cita nocturna del campeonato, saliendo avante en un sprint final de 40 vueltas para ganar en el óvalo de Chihuahua por segundo año consecutivo y encabezando el 1-2 de su equipo.

Rovelo pasó de tercero a primero tan pronto como arrancó la carrera y tuvo a Salvador De Alba como su rival principal, al ser el único en seguirle el ritmo en gran parte del recorrido. Ambos lapearon a 10 coches hasta el encadenamiento de la vuelta 39, en el que Marco Marín perdió el control de su auto en la Curva 1 y generó una reacción en cadena que dañó los coches de Santiago Tovar, Enrique Baca y Abraham Jurado.

Desde el reinicio, y durante los siguientes 120 giros, Rubén García Mateos se convirtió en protagonista e intercambió el liderato con Rovelo y De Alba en ocasiones múltiples, aunque estos dos últimos aprovecharon la tanda larga para alejarse del líder del campeonato en la segunda mitad del recorrido.

El punto de quiebre ocurrió a 49 vueltas del final, cuando una rotura en la suspensión envió a De Alba al muro de contención interno de la Curva 2, obligándolo a abandonar. Irwin Vences le arrebató el liderato a su coequipero Rovelo en el siguiente relanzamiento, en la vuelta 201, pero el auto No. 28 le devolvió el favor cuatro giros después, conservando este orden hasta la bandera a cuadros.

La marcha consistente de Abraham Calderón lo llevó a completar el podio, con lo que se convirtió en sublíder del campeonato y recortando distancias ante García Mateos, quien llegó en séptimo. Jorge Goeters y Xavi Razo completaron las seis primeras posiciones, por delante de Michel Jourdain Lascurain.

Rodrigo Rejón, regular de la categoría Challenge, se metió por un momento la batalla por el primer sitio, aunque perdió el ritmo en la segunda parte del recorrido y concluyó en noveno; situación similar para “Miji” Dorrbecker, ganador de la PP y quien cruzó la meta en octavo.

Rogelio López batalló con la puesta a punto de su máquina No. 6 y salvó el 15º lugar, mientras Rubén Pardo quedó en 20º después de sufrir daños en su radiador. Juan Manuel González tuvo problemas con su máquina No. 42 desde que arrancaron motores, lo que lo relegó a 21º.

El óvalo del Macrocentro de Querétaro será la sede del siguiente compromiso del año, el 3 y 4 de agosto, con lo que se inaugurará la segunda mitad del campeonato.