Compartir
FOTO: BMW Motorsport

Alex Zanardi completó su primera prueba en el BMW M8 GTE con el que correrá las “24 Horas de Daytona” en enero.

El italiano tuvo tres días de entrenamiento durante esta semana en el circuito de Miramas, en Francia, con el equipo BMW M Motorsport, completando alrededor de 700 kilómetros en condiciones de piso húmedo en su mayoría.

“Miramas no es un circuito fácil de todos modos, y luego tuvimos que lidiar con la lluvia. Fue un desafío conocer el automóvil en estas condiciones y, al mismo tiempo, descubrir qué debo hacer mientras conduzco”, dijo”.

“Sin embargo, fue una prueba muy productiva. Mi percepción del auto mejoró todo el tiempo y pronto descubrí lo que tenía que hacer con mis manos y cómo podía controlar sus diversas funciones electrónicas. Ahora estamos muy bien preparados para la próxima prueba en Daytona. Tengo que decir que el BMW M8 GTE es una verdadera belleza. Fue un privilegio para mí llevarlo a la pista y conducirlo durante tantas vueltas”.

FOTO: BMW Motorsport

El auto incorpora el mismo sistema especial que Zanardi ocupó durante su participación en el DTM en Misano, es decir, un freno de mano y un volante que integra un anillo para acelerar y una paleta de cambios; sumado a esto, la palanca también tendrá un botón para bajar las velocidades al frenar en las curvas.

Asimismo, practicó la dinámica de relevos, compartiendo el vehículo con Jesse Krohn, piloto de fábrica de BMW, en un proceso que describió como “un baile” sincronizado que logró completar hasta en 15 segundos.

“Cuando observas la rapidez con la que un piloto ‘normal’, como Jesse, salta del auto, es un poco diferente cuando ves a alguien como yo saliendo. Desaté el arnés, retiré el volante, lo pasé a alguien y salté del auto, todo en menos de tres segundos”, describió.

“Luego giré, esperé hasta que Jesse estuviera adentro, volví a subir al auto, enganché mi pierna en el marco, le ayudé a Jesse con la radio y el arnés, le pasé el otro volante, cerré la red y me alejé del auto”.

BMW también informó que Nathalie McGloin, Presidenta de la recién formada “Comisión de Discapacidad y Accesibilidad” de la FIA, estuvo presente en la prueba para platicar con Zanardi sobre las oportunidades para pilotos con discapacidad física.

El equipo trabaja con la Federación, el Automobile Club d’Ouest y la serie IMSA para recibir la aprobación de las especificaciones que requerirá el piloto de 52 años, quien corrió en los “1000 Kilómetros de Paul Ricard” y las “24 Horas de Spa” en 2015.