Compartir

Dale Coyne Racing no sólo confirmó a un piloto para IndyCar 2018, sino a dos, otorgándole un asiento al graduado de Indy Lights Zachary Claman de Melo. Compartirá el asiento con Pietro Fittipaldi, pues el dueño del equipo, Dale Coyne, admitió que el automóvil debería ser compartido debido a la falta de pilotos con respaldo significativo.

Fittipaldi anunció el martes que había asegurado una unidad para siete de las 17 carreras de IndyCar en 2018, incluidas las 500 de Indianápolis. DeMelo ha realizado pruebas significativas con DCR después de terminar quinto en Indy Lights el año pasado, antes de hacer su debut en IndyCar en la final de la temporada 2017 en Sonoma con Rahal Letterman Lanigan Racing.

El canadiense estará en la parrilla en la apertura de la temporada en San Petersburgo. Está previsto que de Melo se haga cargo del automóvil en Sebring antes de fin de mes. “Con las habilidades en constante crecimiento de Zach y Pietro, esperamos tener una temporada competitiva para 2018”, dijo Coyne.