Compartir

Los compañeros de Force India F1 Sergio Pérez y Esteban Ocon han admitido que le han fallado a su equipo con los recientes enfrentamientos en la pista y prometieron a los jefes que no se repetirá. Después de su par de colisiones en el Gran Premio de Bélgica, Force India declaró que impondría órdenes de equipo y los amenazó con suspenderlos de carreras.

Pérez y Ocon aclararon las cosas en Monza con charlas privadas en la caravana Force India y luego tuvieron más pláticas durante un paseo en bicicleta de la pista. Después de la charla, Pérez negó comentarios de que su relación era insostenible. “Ambos sabemos que hemos hecho mal en el pasado”, dijo Pérez. “Creo que todavía es posible trabajar con Esteban. No estoy pensando en irme a otra parte”.

Ocon dijo: “Creo que los dos cruzamos la línea, eso es seguro. Tuvimos una plática donde hemos dejado todo atrás y queremos seguir adelante. Trabajamos duro para el equipo, eso es lo importante y eso es lo que se merecen: que nos comportamos como profesionales y queremos seguir desafiando a los demás”.

Al acercarse Pérez a Ocon este jueves por la mañana, acordaron en comenzar de nuevo. “Creo que una nueva relación puede comenzar a partir de ahora y poner primero los intereses del equipo. Ambos llegamos a ese acuerdo y fue bastante sencillo”. Ocon esperaba que él y Pérez pudieran convencer eventualmente a Force India de volver a dejarlos competir.