FOTO: Walt Kuhn/INDYCAR

Aunque inicialmente sus directivos lo descartaron, McLaren tuvo conversaciones exploratorias para comprarle a Fernando Alonso un equipo el asiento para las “500 Millas de Indianápolis”.

Esto es un rumor natural cada vez que un auto patrocinado no accesa a la grilla de 33 coches; sin embargo, de acuerdo con Zak Brown, en declaraciones compartidas este lunes a The Associated Press, fue el mismo piloto español quien rechazó esta alternativa, argumentando que participar en el evento es por mérito.

“(Él) no siente bien sacar a otro piloto que ha ganado (su entrada) porque su equipo tomó la sill”, dijo.

Una semana problemática de prácticas, en las que tuvo un accidente y tardaron dos días en volver a pista, y una clasificación para olvidar para el equipo, cuyo proyecto para este año fue más independiente que en 2017 (cuando se asoció con Andretti Autosport), aunque con cierto grado de alianza técnica con Carlin, terminó con Kyle Kaiser y el equipo de Ricardo Juncos sacando a Alonso de la parrilla, en el formato de muerte súbita.

Desde hace muchos años, las reglas de la Indy 500 indican que es el auto, no el piloto, el que califica, permitiendo cambios de piloto por motivos de fuerza mayor (Ryan Briscoe por el accidentado James Hinchcliffe en 2015 y James Davison por Sebastien Bourdais en 2017) o por acuerdos entre equipos de tiempo completo que no calificaron y los que solo se inscriben a esta carrera, como pasó con Bruno Junqueira, a quien bajaron de su butaca en 2009 a favor de Alex Tagliani, y en 2011, cuando Ryan Hunter-Reay y Andretti comprron su lugar.

Brown y De Ferran, ganador de la Indy 500 en 2003 y Director Deportivo de McLaren, dijeron desde el domingo que el equipo no estaba considerando esa opción.

No se sabe a qué equipos se acercó McLaren, pero Juncos, usuario de Chevrolet, fue claro al ser cuestionado si McLaren le pedía comprar su calificación, pese a no tener patrocinios y solo contar con un auto para el resto de la semana.

“Estaremos compitiendo el próximo fin de semana. Eso es todo”, dijo.

De Ferran también admitió que esta fue la “experiencia más dolorosa” de su carrera deportiva, y se disculpó públicamente con Alonso, los aficionados, socios y miembros de su equipo.

Robert Fernley, ex Director Adjunto de Force India en Fórmula Uno y quien dirigió el proyecto para esta carrera, dejó el puesto este lunes.