Compartir

Vuelve a su nombre original de F2, la preliminar de la F1 –que viene a substituir a la GP2, que en 2005 substituyó a la F3000, que a su vez, en 1987 reemplazó a la F2 original– y cierra el círculo. La resurrección de la F2 nos permite echar un vistazo a algunos de los pilotos más importantes que salieron de esta serie en sus diversas iteraciones. NUESTROS EDITORES contestan la pregunta: ¿A cuál de esos campeones intentará emular el monarca 2017?

Ronnie Peterson

Si no hubiera muerto después de su choque en el GP italiano de 1978, seguramente el sueco habría continuado con –y fortalecido– el impulso de su gran temporada con Lotus para convertirse en campeón mundial. Su subcampeonato póstumo en 1978 fue el segundo en el que terminó con plata en la F1, después de quedar atrás de Jackie Stewart durante su temporada sin victorias en 1971, ¡que también fue el año en que ganó el título de F2!

Jacky Ickx

El primer campeón de F2 ganó dos carreras de F1 menos que Peterson, pero sus logros en F1 y en las 24 Horas de Le Mans hicieron que la decisión fuera difícil. Ocho victorias en grandes premios durante su estancia con Ferrari y Brabham contribuyeron a un par de subcampeonatos seguidos en 1969 y 1970. Más famosamente, Ickx dominó el Circuito de la Sarthe para adjudicarse seis victorias en Le Mans.

Clay Regazzoni

El piloto suizo ganó el título de la F2 Europea en 1970 con el equipo Tecno, así como terminó tercero en la F1 en su campaña de novato con Ferrari, donde tuvo victorias. Sus esfuerzos continuaron sumando durante los dos años siguientes, aunque tuvo una segunda oportunidad con Ferrari después de una año mediocre con BRM en 1973. La cúspide de su carrera fue en 1974, cuando perdió el título frente al McLaren de Emerson Fittipaldi. Todavía le dio el primer triunfo a Williams en 1979.

René Arnoux

Arnoux, uno de los siete pilotos franceses ganadores del título, que incluye a Jean-Pierre Beltoise, JP Jarier y JP Jabouille, Jacques Laffite, Patrick Depailler y Johnny Servoz-Gavin. Arnoux ganó en 1977 después de ser subcampeón los dos años anteriores (frente a Jabouille y Depailler). Después de su período de aprendizaje con autos de Martini y Surtees, se convirtió en ganador de carrera con Renault. Con un poco de suerte, pudo haber sido el campeón de la F1 en 1982.

Mike Hailwood

Hailwood es el único piloto que se le ha acercado la leyenda John Surtees (campeón en dos y cuatro ruedas). Al terminar segundo en el GP italiano en 1972 –sobre un auto del equipo Surtees F1, al tiempo que corría su temporada ganadora del título en F2– añadió un podio en F1 a un CV que incluye cuatro coronas al hilo en el motociclismo mundial. Grande de verdad.

Juan Pablo Montoya

El piloto colombiano con más triunfos en la F3000 se coronó en 1999 y pasó a Champ Car donde logró coronarse en su primer año. Luego batalló con Toyota en 2000 y aunque tuvo tiempo de ganar la Indy 500, al año siguiente emigró a la F1. Tuvo todo para ser campeón pero se aburrió y emigró de regreso a EE.UU a jugar con Ganassi en NASCAR y luego con Penske en IndyCar. Un piloto natural.

Jean Alesi

El francés de apellido italiano no había acabado su segunda campaña en 1989 cuando debutó en F1, quedando cuarto en su GP local en Magny-Cours y al año siguiente tendría un duelo con Ayrton Senna en las calles de Phoenix. Pero su estrella no terminó por brillar y sólo ganaría una carrera de la categoría máxima antes de retirarse en 2001, siendo de los pocos en haber corrido en tres décadas distintas.

Nick Heidfeld

El germano es el piloto que más veces ha quedado en el podio de la F1 sin haber ganado (13), pero aún a los 40 años de edad sigue brillando en la Fórmula E. Es particularmente impresionante su récord de 41 carreras consecutivas, siendo clasificado en la F1 más de dos temporadas seguidas sin un abandono. Su versatilidad lo ha llevado a los récords absolutos de Goodwood en F1 y FE.

Roberto Moreno

El llamado “Súpersubstituto” fue campeón en 1988, aunque ya había probado un lustro antes en F1 con Lotus –nunca calificó– y siempre estuvo listo para brincar a un auto y lograr tiempos decentes aunque no lo conociera. Piquet lo llevó a Benetton en 1991, y consiguió un podio al tener un auto bueno por primera vez. Siempre estuvo listo para subirse a lo que fuera, cuando fuera y como fuera, y dar resultados. Quizás su milagro máximo fue calificar 26° el Andrea Moda en Mónaco, en 1992.

Sebastien Bourdais

Ganador de la corona en 2002, el francés siguió el camino de Montoya y se fue a Champ Car, donde ganó cuatro títulos antes de ser reclutado por Red Bull para su Scuderia Toro Rosso de F1. Ahí tuvo la mala fortuna de ser emparejado con Sebastien Vettel y palideció. Pero regresó a Norteamérica y sigue ganando. Uno se pregunta qué hubiera pasado de haber tenido la oportunidad de subir a F1 en 2003 y no cinco años después.

Lewis Hamilton

El británico no era el favorito en 2006, ese era Nelsinho Piquet, pero Lewis lo batió con constancia, velocidad, y sus usuales juegos mentales. Fue el primer campeón de la serie preliminar en ganar el título de F1 y lo hizo en su segunda campaña. Posteriormente se ha vuelto tricampeón y amenaza todos los récords, incluso los que parecían intocables.

Stoffel Vandoorne

El belga tiene los récords de victorias y VRs en una campaña, pese a lo cual no subió de inmediato a la F1, sino que pasó un año en Japón. Su estilo dominante en series monomarca lo hizo ver impresionante durante toda su carrera en fórmulas preliminares pero, a la par es su talón de Aquiles a la hora de competir en la F1, donde su chasís no se parece ni al de su coequipero.

Pastor Maldonado

El venezolano tiene muchos bemoles, pero fue el segundo campeón de GP2 en ganar en la F1. Un tipo excepcionalmente bien dotado cuando salía en las primeras filas de una carrera, sufría muchos contactos al arrancar en la mitad del pelotón y eso le impidió lograr resultados mejores. Apoyado por su Gobierno Bolivariano generó mucha polémica al ser usado como motivo de propaganda del régimen; aunado a sus choques constantes, le impidió dejar un legado importante.

Nico Hulkenberg

El alemán que actualmente milita en Renault fue monarca en 2009 tras obtener títulos en F3 y A1GP. Siendo el tercer campeón del equipo ART tras Nico y Lewis, palidece en sus resultados ante ellos, pues no ha obtenido podios en su carrera. Quizás su hándicap sea su estatura que lo hace perder tiempo y lo vuelve más vulnerable frente a volantes de talento similar, pero menos pesados.

Nico Rosberg

El primer campeón de la GP2 cuando se renombró en 2005. Aunque se coronó campeón antes que Hamilton, tardó 11 años en lograr ser monarca en F1, batiendo precisamente a Lewis. Aunque a los pocos días anunció su retiro. Un piloto cerebral, tuvo que aumentar su límite para lidiar con Hamilton y la presión adicional terminó por retirarlo, una vez cumplido su objetivo.

EPÍLOGO

El campeón de 2017 será el quincuagésimo primero, iniciando la segunda cincuentena de esta serie ininterrumpida desde 1967. Probablemente será el monegasco Charles Leclerc, de Prema y la Academia de Pilotos de Ferrari.