FOTO: NASCAR Media

Con su victoria en Phoenix, Brett Moffitt aseguró su pasaje a la final de la serie de las Camionetas de NASCAR, en la que enfrentará a Johnny Sauter, Justin Haley y Noah Gragson.

El estadounidense aprovechó el último reinicio de la jornada de este viernes para superar a Gragson y a Grant Enfinger, logrando su quinto triunfo de la temporada y calificando automáticamente a la batalla por el título.

Moffitt corre para Shigeaki Hattori, ex piloto de CART e IRL/IndyCar de finales de los 90 e inicios de 2000 que incursionó en Camionetas en 2005. Hace 10 años abrió su equipo propio en otras series de autos de producción, pero fue hasta 2013 cuando inició su participación en la tercera división nacional de NASCAR.

Gragson, quien lideraba la carrera hasta el último encadenamiento, terminó en segunda posición pero calificó a la final mediante los puntos, con una ventaja amplia sobre Enfinger, quien terminó en cuarto, y Matt Crafton, quien cruzó la meta en 11º sitio. Ambos necesitaban una victoria para llegar a Miami como contendientes al título, pero terminaron uniéndose a Ben Rhodes y Stewart Friesen como los eliminados en la postemporada de este año.

Harrison Burton, quien lideró la mayor cantidad de giros (46 de 150) salvó el tercer puesto en el relanzamiento final, pese a perder el liderato ante John Hunter Nemechek, quien abandonó a 23 vueltas de la conclusión por una falla mecánica que derivó en un trompo.

Haley, quien iba en segundo, también se retiró por una fuga de aceite, pero la victoria que consiguió en Texas hace una semana ya lo tenía asegurado en el denominado “Championship 4”. Sauter terminó séptimo, pero aterrizará en Homestead como el favorito, al ser el único con un título en su historial (2016) y totalizar la mayor cantidad de triunfos en este año (siete). El primero que cruce la meta se proclamará monarca de la categoría.

La final de las Camionetas de NASCAR se celebrará el viernes 16 de noviembre a las 7 PM (Hora México).