Compartir
FOTO: Mark Thompson/Red Bull Content Pool

A pesar de que Daniel Ricciardo sigue incrementando su valor en el mercado, en Red Bull Racing tienen trazada su ruta para ver cuál tema abordará primero.

Con su victoria en las calles del Montecarlo, el australiano llego a siete victorias en la Fórmula 1, consiguiendo un triunfo por méritos propios y amplio dominio; sin embargo, la cuestión de su futuro permanece como un tema latente, al ser uno de los pocos que aún no han firmado con alguna escudería de 2019 en adelante, mientras Ferrari y Mercedes aún no concretan sus alineaciones completas.

En lo que respecta a Christian Horner, director del equipo austriaco, la elección de su motorista es un tema con mayor urgencia, aunque espera resolver quién será coequipero de Max Verstappen desde finales del mes entrante.

“Tú podrías decir que (el triunfo) hizo a Daniel más costoso, ha puesto su valor arriba, o ha puesto al equipo en una mejor posición en términos de potencial valioso para él”, expresó Horner.

“La realidad es (que estamos) encontrando una solución que concluya un acuerdo con Daniel en el próximo par de meses. Lo primero es tener el motor arreglado y después (tener) mucho seguimiento desde ahí con el piloto)”.

Un cambio a Honda, en lo logístico, sería relativamente fácil para Red Bull por la asistencia que recibiría de su equipo satélite Toro Rosso (FOTO: Mark Thompson/Red Bull Content Pool)

Y es que el asunto de seguir con Renault o asociarse con Honda es un tema que, como el de Ricciardo, ha arrastrado el equipo por varios meses. Los franceses han demostrado enojo por la tardanza del grupo que dirige Dietrich Mateschitz para tomar esta decisión, en especial tras las pláticas que tuvo el equipo con los japoneses en Azerbaiyán y España-

A su vez, la casa de Milton Keynes ha expresado su descontento por la desventaja que las unidades de potencia que usan hoy por hoy siguen con déficit ante sus rivales, independientemente de las mejoras que implementarán en el Gran Premio de Canadá.

En teoría, la fecha límite para que las constructoras anunciaran a su lista de clientes para el siguiente año era el 15 de mayo, pero se hizo una extensión hasta antes de Montreal para que Red Bull terminara de analizar sus opciones. 

“Todo dependerá de la información”, afirmó Horner durante el fin de semana. “Estamos a alrededor de un mes de ello. El final de junio, inicio de julio, es la escala de tiempo que siempre hemos hablado”.

“Estamos esperando con gran interés ver el rendimiento relativo de los motores en Montreal dentro de dos semanas”.