Compartir

Valentino Rossi, centauro de Yamaha, se juntó con su coequipero Maverick Viñales y el centauro de Tech Johan Zarco en Malasia, para comparar las versiones del chasis de 2016 y 2017 y decidir cuál era mejor para 2018.

Rossi reveló que los tres acordaron que la de 2017 causaba muchos problemas y deberían quedarse con la versión 2016, que Zarco usó en su temporada exitosa de novato. “Probamos la moto anterior y es mejor que la otra, pero aún tenemos que ver cómo será la nueva. Será algo interesante, pero basada en la de 2016”, dijo Rossi a un periódico italiano.

Reflexionando sobre una temporada que rindió el quinto lugar en los puntos, Rossi dijo que su error fue suponer que el problema era con él y no con la moto, cuando Viñales fue más rápido en la prueba de Valencia del año pasado.

“El problema fue que cuando Viñales y yo llegamos, él fue muy rápido”, comentó el centauro. “Probé el chasis y no me gustó, pero creí que como era el final de temporada, estaba fuera de forma. Entonces continuamos con ese proyecto (el chasis 2017) pero fue un error, porque perdimos demasiado tiempo”.

Ahora el centauro deberá enfocarse, pues también comentó que los próximos meses para Yamaha son críticos en cuanto al desarrollo de la moto.