FOTO: Simon Galloway/Sutton Images for Pirelli Motorsport

La firma del reglamento técnico de la Fórmula Uno para 2021 se retrasará hasta octubre, como parte del acuerdo derivado de la reunión que de los directores de los equipos sostuvieron el sábado por la mañana en Montreal.

La semana pasada, a las escuderías se les presentaron las reglas preliminares y propuestas comerciales nuevas, que estaban cerca de ser ratificadas en la reunión del Consejo Mundial de Deporte Motor de la FIA del próximo viernes.

Sin embargo, en la reunión de este fin de semana con la Federación y Liberty Media, que tenía como finalidad discutir lo que habían visto, hubo un consenso de que se necesitaba más trabajo para mejorar las reglas de los coches.

Dadas las implicaciones potencialmente grandes de la revisión de las carrocerías de 2021, algunos creían que la F1 se beneficiaría si se diera más tiempo para evaluar cuidadosamente el impacto de estatutos específicos antes de comprometerse con ellas.

La sugerencia de un retraso fue recibida con la aprobación de la mayoría de los equipos, pero Renault tuvo algunas reservas sobre no seguir adelante con la fecha límite de junio.

“Seamos claros, hay más trabajo por hacer”, dijo Cyril Abiteboul a Autosport, después de la junta. “Hay dificultades claras para alcanzar todos los objetivos que se han establecido, porque algunos de los objetivos son contradictorios – por ejemplo, un espectáculo mejor y una relación potencia-peso que será peor de lo que es ahora, por ejemplo”.

Cyril Abiteboul (FOTO: Renault F1 Team)

“Estas cosas son las leyes de la física, y eso no va a cambiar ya sea ahora o en octubre. No estoy totalmente seguro de que se pueda lograr más para octubre. En segundo lugar, sabíamos que había un plazo de finales de junio quizá desde hace un año, o un año y medio. ¿Qué hemos hecho?”.

“Finalmente estamos trabajando activamente porque nos estamos acercando a la fecha límite. Es como un mal estudiante que hace su tarea el día antes del examen. Solo tengo un poco de miedo de que terminemos en la misma situación y tengamos la misma conversación a mediados de octubre”.

Dado que el Código Deportivo de la FIA estipula que los cambios importantes en el reglamento para 2021 deben aprobarse antes de fines de este mes, la postura de la constructora francesa podría ser crítica porque solo un apoyo unánime es suficiente para respaldar el retraso de octubre.

También se entiende que el presidente de la FIA, Jean Todt, se entrevistará con los equipos en Montreal para alistar un documento firmado que se puede preparar para que el Consejo Mundial acepte el aplazamiento.

Si bien lo relacionado con las carrocerías podría retrasarse, se cree que hay apoyo para otras propuestas que Liberty ha presentado, incluido el límite presupuestario de 175 millones de dólares anuales.