FOTO: Zak Mauger/LAT Images/Pirelli Motorsport

Mientras unos predicen que la parte media de la parrilla de Fórmula 1 será una de las más competitivas de toda su historia, en Alfa Romeo prefieren ir cautos ante las expectativas que los pueden colocar en lugares estelares.

La fábrica de Hinwil fue uno de los que sumó más kilómetros acumulados durante las pruebas de invierno; sin embargo, en los tiempos de los ocho días de ensayos, tanto Kimi Raikkönen como Antonio Giovinazzi se ubicaron en la segunda mitad del clasificador.

Pese a que en 2018, Charles Leclerc y Marcus Ericsson brindaron avances importantes en desempeño, el campeón de 2007 prefiere esperar a ver cómo se desarrollan las primeras carreras para saber a qué lugar pueden aspirar, independientemente de la asociación que el equipo reforzó con Ferrari.

“Siempre hay algo de incertidumbre cuando te diriges a la primera carrera de la temporada – incluso puedes llamarlo un misterio”, aseguró. “Todo es posible. La mitad de la parrilla es apretada y no podemos predecir dónde estamos al momento”.

“Tenemos mucho trabajo adelante de nosotros, pero el equipo ha mostrado un desarrollo masivo el año pasado y estoy confiado en que podemos tener un comienzo fuerte en Melbourne”.

Y es que Raikkönen indica que aún no se exploran los límites del modelo C38, por lo que la sensación general de sus ingenieros es que no pueden adelantar un panorama de la ubicación exacta en la jerarquía de las escuderías.

Pese al desempeño notable de sus antecesores, la estructura que se conocía como Sauber hasta el año pasado finalizó octava en el Mundial en 2018.

“Solo podemos dar el máximo, y por supuesto en las primeras carreras podemos tener alguna idea de dónde están todos y las diferencias, pero hasta ahora está bien”, aseguró.

El finlandés también dio de qué hablar esta semana por algunas intimidades que reveló en el podcast “Más Allá de la Parrilla”, en las que aseguró, tras hacer un experimento de 16 días en 2013, que sus resultados en pista mejoraron después de divertirse y beber, ya que a uno lo deja “más relajado y necesitas más esfuerzo y concentración”.

Puedes escuchar esta declaración, junto con cuestionamientos sobre si estaría dispuesto a apoyar a sus hijos a que sigan sus pasos como pilotos y sus etapas en la F1, en la publicación mencionada.