Compartir

SPA ES SINÓNIMO DE BALNEARIO DE AGUAS TERMALES DONDE LA GENTE RECUPERA LA SALUD, PERO EN TÉRMINOS AUTOMOVILÍSTICOS NUESTRO EDITOR SUGIERE QUE ES SINÓNIMO DE PASIÓN POR LA VELOCIDAD EN DONDE LA GENTE RECUPERA LA EMOCIÓN DE VIVIR

El primer registro de carreras en Spa data de inicios del siglo XX, pero la adaptación de las carreteras de la zona para formar un circuito se hizo
en 1921, y estaba reservado para motos c solamente, posteriormente, en 1924 s establecieron las 24 Horas de Spa para autos turismo y al año siguiente se dio el primer Gran Premio de Bélgica, que sería ganado por el Alfa Romeo de Antonio Ascari, cuyo hijo Alberto sería bicampeón mundial de F1 en 1952 y 1953, ganando además en Spa en ambos años.

__Page_053_Image_0001“NO CREO QUE HAYA ALGO EN SPA QUE HAGA QUE SEA MEJOR PARA MÍ QUE PARA LOS OTROS PILOTOS”
KIMI RAIKKONEN, CUATRO VECES GANADOR EN F1 EN SPA

Originalmente el circuito medía casi 15 kilómetros, pero tras la II Guerra Mundial se recortó un poco a 14.120 y ese es el trazo que la hizo famosa, saliendo de la recta de fosos en bajada hacia Eau Rouge para subir por Raidillon y la recta de Kemmel hacia Les Combes y virar a la izquierda en el punto más alto, Rivage, de donde había que bajar hacia Bourneville, seguir por Malmedy rumbo a Masta y regresar antes de entrar al pueblo de Stavelot cruzando la zona de La Carriere hacia las curvas de Blanchimont por todo el bosque hacia La Source, la horquilla que marcaba el inicio de la recta de meta y el final de la vuelta, siendo a la vez el cruce de caminos de entrada al pueblo de Spa.

__Page_053_Image_0003

La pista se volvió legendaria por la habilidad necesaria para manejarla a alta velocidad, pero también por su peligrosidad, que fue ejemplificada en la película Grand Prix, en la cual se retrata el accidente de la primera vuelta en 1966 que mandó a Jackie Stewart al hospital y lo convirtió en cruzado por la seguridad en las pistas.

Eso causó que en 1969 no se corriera el gran premio por razones de seguridad y en 1970 se disputó por última vez, siendo el ganador el mexicano Pedro Rodríguez en un BRM P153. Pero los prototipos siguieron corriendo ahí y en 1971 el mexicano ganó los 1000 Kilómetros de Spa en su Porsche 917K acompañado por Jackie Oliver, a un promedio casi 10 kph superior al que había obtenido en la F1, en una carrera que era casi cuatro veces mayor en distancia.

__Page_053_Image_0002

Tras tener otras sedes, el Gran Premio belga regresó
a Spa en 1983 cuatro años después que el circuito se cerró y se recortó a 7 kilómetros. Se amplió Eau Rouge, se evadió la curva a la derecha en Rivage y se siguió 
en bajada hacia una horquilla del mismo nombre que iniciaba la zona nueva bajando por Pouhon, con unas curvas rápidas en Fagnes que llevaban hacia retomar 
el circuito antiguo y en la intersección de nuevo y viejo la curva de unión se llama Paul Frere, en honor al piloto belga; toda esa es la zona de Blanchimont y al final
de ella se instaló una chicana –llamada La Parada de Autobús por su trazo inicial aunque ahora es una Ese– antes del área de los fosos nuevos, donde se puso
la meta, justo antes de La Source que pasó a ser la primera curva de la pista nueva.

Pese a los cambios, el circuito mantuvo su dificultad y su carisma y sigue siendo el favorito de los pilotos que encuentran oportunidades amplias de rebase y un reto que los obliga a dar su mejor esfuerzo. Spa no es una pista de ir al 90% y poder dar una vuelta buena, siempre requiere el 100% para vencerla y eso, aunado a su belleza, es lo que la ha vuelto mítica.

__Page_053_Image_0004

“SPA ES COMO MI CASA, ME SIENTO COMPLETAMENTE CÓMODO AHÍ”
PEDRO RODRÍGUEZ, ÚLTIMO GANADOR EN F1 EN EL CIRCUITO ORIGINAL

“EN EAU ROUGE HABLO CON DIOS”
AYRTON SENNA