Compartir
FOTO: Mercedes AMG Petronas Motorsport

Lo que se esperaba que fuera un caso aislado se convirtió en preocupación para la gente de Mercedes, la cual no ha podido establecer superioridad en el circuito de Shanghai.

La gente de la escudería alemana explicó, hace una semana, que problemas de temperatura en los neumáticos en una pista tan abrasiva como la de Bahrein, contribuyó a que sus rivales en Ferrari fueran superiores en clasificación; sin embargo, en China, las bajas temperaturas han resultado favorables para Sebastian Vettel y Kimi Raikkönen.

En la lucha por la PP, no encontraron grip con el compuesto ultrablando, lo que se reflejó en Valtteri Bottas, al quedarse a siete décimas del alemán.

Lewis Hamilton, entre la frustración de no poder meterse en la lucha, comenzó a generar dudas sobre los avances y consistencia de los coches italianos, sin dejar de enfatizar su sorpresa por la falta de velocidad durante el sábado.

“Por alguna razón, su auto está trabajando en todos lados. Es muy extraño. Tú vas a Bahrein donde hace mucho calor y esperábamos que Ferrari estuviera fuerte, pero ellos son más fuertes que lo que esperábamos. Pero en la carrera, nosotros no estuvimos muy mal, lo cual no esperábamos”, dijo.

“Luego llegamos aquí, con condiciones en las que uno esperaría que estaríamos bien, un poco como el año pasado, su auto trabaja en todos lados. Cuánto va a durar, no lo sé”.

A pesar de tener un sólido tiempo en la Q2, en la que utilizó el neumático blando, el británico se dijo confundido por el cambio en el rendimiento de su monoplaza desde la mañana del sábado, en la que efectuó un trompo, considerando que dominó las prácticas del viernes, en condiciones similares.

“Definitivamente hoy fue una sorpresa cuando llegamos a la FP3 y el auto estaba completamente diferente”, describió. “No hice ningún cambio. Primeramente, mañana podríamos lamentarlo, y la clasificación pudo haber sido diferente”

“Entonces, nos estancamos en donde estábamos y eso no fue particularmente disfrutable de manejar”.

A pesar de la sorpresiva performance, Hamilton, Valtteri Bottas y el mismo Toto Wolff, responsable del programa de la escudería, esperan que, ante la esperada alza en las temperaturas para este domingo y por el hecho de que tomarán la salida con el compuesto medio, al igual que Vettel y Raikkönen, el comportamiento de su coche sea similar al del viernes.

“Si nosotros estamos en el lugar ideal, el auto es muy rápido”, afirmó Wolff. “Tal vez es más difícil llegar ahí, pero tal vez su máximo rendimiento también es superior a nuestros competidores si llegamos ahí”.