Compartir

Lewis Hamilton está cada vez más cerca de conseguir su cuarto campeonato mundial de Fórmula 1 con una contundente victoria en el Gran Premio de Estados Unidos en Austin. 

El piloto de Mercedes perdió la delantera al inicio de la competencia,  en la que Vettel se adueñó de la punta, al principio, pero volvió a superar al piloto de Ferrari para lograr su novena victoria de la temporada y la quinta en seis intentos en el Circuito de las Américas. 

Vettel terminó segundo, 10.1 segundos a la deriva, y Max Verstappen le arrebató el tercer lugar a Kimi Raikkonen con un rebase sensacional en la última vuelta de la carrera; sin embargo, a Verstappen le dieron una penalización de cinco segundos por abandonar la pista y obtener una ventaja al completar ese rebase, que lo bajó a la cuarta posición con Raikkonen promovido de nuevo al tercer puesto. 

Valtteri Bottas finalizó quinto, y su equipo, Mercedes, logró su cuarto campeonato de constructores consecutivos con tres grandes premios aún por disputarse.

 Fue un mal día para el compañero de equipo de Verstappen, Daniel Ricciardo, que se retiró temprano, después de haber tenido una gran batalla con Bottas por el tercer puesto, con un supuesto problema en el motor. 

Ocon absorbió la presión de Carlos Sainz Jr para mantenerse en el sexto lugar, con el último anotando puntos en su primera carrera con Renault, finalizando séptimo. 

Sergio Pérez, quien estaba frustrado con su equipo Force India cuando sintió que estaba siendo retenido por Ocon a mitad de la carrera, terminó octavo con Felipe Massa y Daniil Kvyat completando los 10 primeros. 

Brendon Hartley terminó 13 ° en su debut en el Gran Premio con Toro Rosso, 26 segundos detrás de su compañero de Toro Rosso, Kvyat.