Compartir

Ford develó en el Salón del Automóvil de Detroit su nuevo GT y, de inmediato, se supo que llevan un año evaluando correrlo en la clase GTE en Le Mans, probablemente a partir de 2016, encabezada por el equipo Ganassi Racing, que es su escuadra estandarte en el USC.

El vicepresidente Raj Nair comentó: “Siempre estamos evaluando qué es apropiado, si una serie de competencias hace juego con la tecnología, los vehículos y la marca”. Declinó confirmar su participación, que sería la primera desde el prototipo Ford C100 en 1982.

Compartir
Artículo anteriorGanassi, estable
Artículo siguienteBuemi, refirmado