Compartir

Marchionne le dio luz verde a Alfa Romeo para que se convirtiera patrocinador de Sauber en una alianza comercial que incluye apoyo técnico por parte de ambos lados, pero ha insistido que esta muestra de fe en la F1 no significa que su amenaza de retirarse de la Máxima Categoría si las reglas de motores se simplifican no siga siendo seria.

Hablando con Chase Carey durante el evento de lanzamiento, Marchionne comentó que sus preocupaciones sobre la dirección de la categoría no habían cambiado, y aunque están buscando una solución para que Ferrari pueda permanecer en la F1, hay algunos cambios que simplemente son inaceptables.

“Tenemos un diálogo que ha ido cambiando, y todavía hay tiempo para tratar de buscar compromisos a nuestras diferencias, pero nuestra posición sigue siendo clara: el acuerdo que hicimos con Sauber termina en 2020, por si acaso [después de esa temporada] no regresamos a la F1”