FOTO: Scuderia Ferrari

Ferrari espera poder abordar las debilidades de su auto “rápidamente” una vez que resuelva el misterio detrás de los problemas que se han “enfatizado” en su derrota más reciente en la Fórmula Uno.

Una derrota total ante Mercedes en el Gran Premio español expuso las limitaciones del modelo SF90 de la casa italiana, ya que su rival terminó en primer y segundo lugar en las cinco carreras en lo que va del año.

A pesar de las actualizaciones aerodinámicas y un motor nuevo, Ferrari sigue sin poder desbloquear el potencial que su SF90 solo ha mostrado en destellos a lo largo de esta temporada.

“Las limitaciones que obtuvimos ya estaban presentes en las primeras carreras de la temporada. Creo que todo el fin de semana sin duda lo enfatizó, y [las debilidades] fueron directas y obvias”, admitió el director del equipo, Mattia Binotto, al ser cuestionado por Autosport si las debilidades que Ferrari encontró en Barcelona eran diferentes a las primeras carreras.

“Es difícil responder cuánto tiempo tomará [resolverlas]. Creo que lo más importante para nosotros es entender cómo abordarlos. Entonces estoy bastante seguro de que podemos hacerlo rápidamente”.

Binotto dijo que las mejoras introducidas hasta el momento en 2019 han funcionado como se esperaba, lo que sugiere que Ferrari podría estar sufriendo una limitación mecánica, aunque también podría sugerir que se está alcanzando el límite de rendimiento general de su monoplaza y que Mercedes simplemente ha superado el desarrollo de Ferrari desde las pruebas de pretemporada.

Varios equipos han tenido problemas para hacer funcionar los neumáticos Pirelli de calibre más delgado en 2019, con el piloto de Red Bull, Max Verstappen, quien dijo que Mercedes es el único equipo que está por encima de las especificaciones modificadas en los neumáticos.

“Los neumáticos son difíciles de manejar, eso es cierto. Los neumáticos son un factor clave de rendimiento clave del auto, por lo que la gestión y la optimización son clave para el rendimiento general del auto en sí”, comentó Binotto.

“Los neumáticos de este año se están comportando de manera diferente en comparación con el año pasado. Tengo que decir que, desde el punto de vista de Pirelli, ellos lograron sus objetivos, los neumáticos no son muy abrasadores, lo que ciertamente fue, por razones de seguridad, bueno”.

“Pero entender, abordar y optimizar el rendimiento es parte de nuestro trabajo y, si puedo decirlo, ciertamente no es obvio, no es sencillo, no es una tarea fácil. Este fin de semana tuvimos varias situaciones. La temperatura de la pista fue bastante diferente desde la mañana del sábado hasta la tarde, y eso es parte de los datos que debemos analizar durante el fin de semana para comprender el comportamiento de nuestro auto”.