FOTOS: Groupe Renault/FCA

El Grupo Fiat Chrysler Automobiles (FCA) retiró la propuesta de fusión que le entregó a Renault, luego que la empresa francesa argumentara la búsqueda de una consulta con su aliada japonesa Nissan.

En la tercera reunión de su Junta Directiva, llevada a cabo este miércoles bajo la presidencia de Jean-Dominique Senard, Renault no logró llegar a una decisión debido a la petición de los representantes del Estado Francés, que tiene 15% de las acciones de Renault, de posponer la votación en un concilio posterior.

Ni el gobierno galo ni los sindicatos quedaron convencidos sobre la garantía de los empleos de sus trabajadores, lo que derivó en su negativa de ambas partes a emitir un voto. Nissan, cuya participación en la Alianza con Renault disminuiría, se abstuvo de votar.

Es así como FCA decidió apartar su propuesta, que repartiría su capital total en 50/50 y los convertiría en la tercera fuerza en la industria de la fabricación de vehículos. En el deporte motor, Renault participa en la Fórmula Uno junto con Alfa Romeo, que pertenece a FCA.

“FCA permanece firmemente convencido de la racionalidad irresistible y transformacional de una propuesta que ha sido ampliamente apreciada desde que fue presentada, con la estructura y términos de los que fueron cuidadosamente equilibrados para entregar beneficios sustanciales a todas las partes”, explicó un comunicado de la compañía que lidera John Elkann, quien también celebró una junta este miércoles.

“Sin embargo, se ha vuelto claro que las condiciones políticas en Francia no existen actualmente para tal combinación para proceder exitosamente”.

FCA agradeció al Grupo Renault, a Nissan y a Mitsubishi por el compromiso para contribuir en el acuerdo, luego de realizar tres juntas de Consejo en un periodo de 10 días.