Compartir
FOTO: NASCAR Media

Donald Panoz, uno de los empresarios más representativos que se involucró con el deporte motor, falleció este martes a los 83 años de edad, víctima de cáncer de páncreas.

Hijo de un boxeador profesional italiano, el nacido en Alliance, Ohio, fue referente en la industria farmacéutica, primero con Mylan Laboratories y después mediante Elan Corporation, liderando el grupo pionero de investigación que creó los parches para fumadores; pero su fortuna se tradujo en la inversión en los negocios de los vinos, hoteles de cinco estrellas y, en los años 90, los autos deportivos de carreras.

Junto con su hijo Danny, a finales de los años 80 formó Panoz Auto Development, compañía dedicada a la industria automotriz; tras enamorarse del espíritu de las “24 Horas de Le Mans”, en 1997 abrió Panoz Motor Sport Group y con Adrian Reynard desarrolló el Esperante GTR-1, el primer prototipo con motor frontal en más de 30 años que ganó ocho carreras. Su sucesor, el Esperante GTLM, ganó las “12 Horas de Sebring” y las “24 Horas de Le Mans” en 2006, ambos en la clase GT2, venciendo a las fabricantes más famosas.

Asimsimo, en 1998 presentó uno de los primeros autos híbridos competitivos, el Q9 GTR-1 Hybrid “Sparky”, que además integró un método de recuperación de energía en su sistema de frenado; sus baterías fungieron como base para las constructoras que actualmente utilizan esta tecnología.

Se puede decir que el Dr. Panoz salvó al International Motor Racing Association (IMSA) de la desaparición, al comprar sus derechos para sancionar la American Le Mans, adquirir y renovar los circuitos de Mosport, Canadá; Sebring, Florida; y Road Atlanta en Braselton, Georgia y reunir a varias de las marcas representativas en sus competencias. Su equipo ganó la Copa de Marcas en su temporada inaugural, en 1999, con el Roadster-S, mismo que ganó los 1000 km de Nürburgring en 2000.

La American Le Mans marcó gran parte del legado de Panoz en Norteamérica (FOTO: Audi Sport)

Las “10 Horas de Petit Le Mans” es uno de los legados que hoy perdura en el campeonato WeatherTech; en octubre, se cumplirán 20 años de su primera edición. Además, su asociación con el Automobile Club l’Ouest (ACO) para obtener inscripciones automáticas a las “24 Horas de Le Mans” le ayudó a posicionar a su categoría en buenos estándares internacionales, hasta su fusión con la Grand Am en 2013.

Panoz también incursionó en las carreras de monoplazas, al comprar la empresa G-Force que competía en la Indy Racing League, con la que ganó cuatro veces las “500 Millas de Indianápolis” (1997, 2000, 2003 y 2004) y, con Elan Technologies, siendo el proveedor exclusivo de chassis en la última temporada de la Champ Car, en 2007, con el modelo DP01. La constructora Van Diemen, que participó en series de desarrollo, fue también de su propiedad.

Rojas con el DeltaWing en 2015 (FOTO: IMSA)

Tampoco se pueden pasar por alto sus proyectos de los últimos años, como fue el caso del DeltaWing, creación de Chip Ganassi y Ben Bowlby que, al ser desechada por Nissan, compró para seguir desarrollándola hasta inicios de 2017 (teniendo a Memo Rojas como piloto en IMSA en 2015), y el Avezzano GT4 que ganó los títulos en las clases GTS Sprint/Sprint-X de la Pirelli World Challenge hace pocos días en Watkins Glen.

“Es difícil encontrar las palabras correctas para expresar mi tristeza por las noticias del fallecimiento de Don”, comentó Scott Atherton, presidente de la actual IMSA. “Él fue un tipo muy especial – la persona más visionaria y creativa con la que haya trabajado”.