FOTO: Paul Ripke/Mercedes AMG F1 Team

El Gran Premio español fue emotivo para Mercedes, ya que le entregaron a Dieter Zetsche su última victoria antes de dejar de ser Jefe Ejecutivo de Mercedes.

Después de 13 años a la cabeza de la compañía principal, Daimler AG, el directivo dejará su cargo a finales de mes, pero su legado lo recordará como uno de los responsables del regreso de la marca alemana a la Fórmula Uno como equipo oficial en 2010, algo que no ocurría desde 1955.

Zetsche estuvo presente en Barcelona, donde además de ser testigo del quinto 1-2 de la temporada, con victoria de Lewis Hamilton, subió al podio para recibir el trofeo para el constructor ganador.

“No muchos Jefes Ejecutivos han empoderado a un grupo de personas como él lo ha hecho”, indicó Toto Wolff. “Él ha confiado en nosotros para representar a esta marca fantástica y lo hacemos con gran orgullo”.

“Dieter pasó por una tormenta en los primeros años cuando regresamos al deporte, pero él se mantuvo con la F1. Fue genial verlo subir al podio hoy, se lo merece por completo, ya que sentó las bases de todo esto”.

Hamilton ha sido cercano a Zetsche desde sus primeros años como profesional, al estar afiliado a Mercedes desde que se convirtió en miembro del Programa de Apoyo a Pilotos Jóvenes, en 1998. Desde que se unió a la fábrica de Brackley en 2013, ha logrado cuatro títulos de piloto (de cinco posibles) y llegó a 76 triunfos en el Gran Circo.

“Él ha sido un gran partidario mío desde que tenía 13 años”, recordó en conferencia de prensa. “En última instancia, estuvo allí en el proceso de toma de decisiones sobre si me tomarían de niño. Cuando fui a McLaren, fue parte del proceso de toma de decisiones para ver si obtenía el asiento de Fórmula 1 en 2007”.

“Después, me uní a este equipo nuevamente. Y cada año a partir de entonces cuando tuvimos que volver a firmar. Esta es su última carrera con nosotros y solo quiero agradecerle”.

Hamilton también le dedicó la victoria a un fanático muy especial. Recientemente compartió un video que había sido enviado por un niño, de nombre Harry, en las redes sociales, asegurando que fue su “ángel espiritual” cuando derrotó a Bottas en la jornada dominical.

“Acabo de recibir un mensaje muy bonito de un niño que sufre una enfermedad”, compartió. “Le habíamos enviado una tarjeta y una gorra y lo vi hoy antes de entrar en la carrera. Yo estaba relajado, pero estaba buscando algo para inspirarme, algo a lo cual sujetarme, así que le dediqué la carrera de hoy”.

“Tú intentas salir y hacer algo por alguien y no siempre resulta tan bien como lo has hecho, pero de todos modos lo has hecho, así que espero que lo esté mirando y le enviaré un mensaje poco después de esto, que él recibirá, e intentaremos hacer algo especial para él”.

El momento especial ocurrió este lunes, ya que Harry recibió una réplica del monoplaza Mercedes y el trofeo de primer lugar del evento español.