FOTO: DTM

Las marcas del Super GT estará en la final de temporada del DTM, siendo un evento que antecederá a una competencia con vehículos de ambas series que sostendrán en Japón.

Aunque la organización de un evento en Europa y uno en Asia fue imposible, la meta era que el Super GT tuviera algún tipo de participación en el DTM, pero después de varias semanas de negociaciones entre los promotores de las dos categorías, se llegó a un acuerdo.

Tres coches de la entidad japonesa (uno de Lexus, uno de Honda y uno de Nissan) participará en la última fecha de la campaña de los turismos alemanes en Hockenheim, del 4 al 6 de octubre; después, 12 máquinas del DTM y 12 japonesas se unirán para una carrera en Fuji, el 23 y 24 de noviembre.

“Estoy complacido de que hemos dado un paso mayor, en función con el evento conjunto planeado de Super GT y DTM”, comentó Gerhard Berger, director del DTM. “Este es otro hito en la asociación de las dos promotoras de series GTA e ITR”.

El DTM y el Super GT compartirán un reglamento técnico, denominado “Clase 1”, que implementa la estandarización de autopartes y desarrolla un motor de cuatro cilindros que supera los 600 hp.

Aunque hay varios elementos por definir, la propuesta incluye que no exista intercambios de piloto en el evento de Fuji, cuestión que no se aplica en la serie nipona. Además, todos los autos utilizarán llantas controladas de la marca Hankook.