Compartir
FOTO: TOYOTA GAZOO Racing

Se cumplió el libreto de la apertura de la Super Temporada del WEC. Fernando Alonso, en su debut en carreras de resistencia, se quedó con la victoria.

Con algunas órdenes de por medio, el español junto con Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima, dominaron las “6 Horas de Spa-Francorchamps” que se celebraron este sábado en el autódromo de Bélgica.

VER: Resultados oficiales

A pesar de que su TS050 No. 8 lideró en prácticamente todo momento, la salida del Auto de Seguridad en la última hora generó un sprint en el que su auto No. 7, manejado por Mike Conway en el stint final, se acercó lo suficiente como para hacer un ataque por la victoria, cuestión que no ocurrió.

De cualquier forma, la constructora japonesa cumplió con su superioridad sobre los equipos privados a lo largo del fin de semana. El Rebellion Racing No. 1, conducido por André Lotterer, Bruno Senna y Neel Jani, inicialmente llegó en tercer lugar, después de que el Toyota No. 7 lo superara en la tercera hora; sin embargo, fueron descalificados por una irregularidad técnica, en la que un bloque de deslizamiento (o “skid block”, en inglés, que forma parte del fondo plano del chassis) estaba 1.2 milímetros debajo de lo establecido en las reglas.

Esta falla es similar a lo que le ocurrió a Audi hace un par de años en Silverstone, carrera en la que perdieron la victoria. De esta forma, el otro prototipo del conjunto suizo que condujeron Mathias Beche, Thomas Laurent y Gustavo Menezes culminó oficialmente en tercero, también dos giros detrás de los vencedores.

Donde también hubo dominio fue en la división LMP2 mediante G-Drive Racing, que tras tomar el liderato en la segunda hora, dirigió al ORECA 07 que pilotaron Jean-Éric Vergne, Roman Rusinov y Andrea Pizzitola a liderar 122 de los 156 giros y tomar la bandera de cuadros, con ventaja de 21 segundos sobre el Jackie Chan DC Racing No. 38.

FOTO: WEC

El Signatech Alpine Matmut No. 36 cerró el podium, mientras el DragonSpeed No. 31 manejado por el mexicano Roberto González, el venezolano Pastor Maldonado y el francés Nathanaël Berthon cruzaron la meta en sexto sitio, perjudicados en su momento por una sanción por exceder velocidad en pits.

Luz y sombra vivió Chip Ganassi Racing durante la prueba, gracias al triunfo del Ford GT No. 66 de Olivier Pla, que tras un increíble rebase sobre el Porsche No. 91 de Richard Lietz a la subida de Eau Rouge en el último rearranque, se apropió del liderato en sus últimas 21 vueltas.

https://twitter.com/FIAWEC/status/992808882966880256

El deportivo No. 67 de la marca estadounidense, que inició en la PP, protagonizó el accidente más significativo de la jornada. Con Harry Tincknell al volante al inicio de la segunda hora, un extraño en Eau Rouge/Radillion generó un golpe parecido al de Pietro Fittipaldi en la calificación del viernes; el británico salió ileso.

Lietz y Michael Christensen terminaron en segundo con el 911 RSR, mientras el AF Corse de Davide Rigon y Sam Bird, rebasando al Porsche No. 91, fueron terceros con el Ferrari 488 GTE EVO.

En los GTE Am, Aston Martin Racing logró un aplastante 1-2, con Pedro Lamy, Paul Dalla Lana y Mathias Lauda liderando 120 de las 144 vueltas que se completaron en esta clase; su equipo cliente, el TF Sport No. 90, fue su escolta, al cruzar la meta a 220 milésimas. El tercer sitio, ocupado por el Ferrari F488 GTE No. 61 de Clearwater Racing, llegó con un giro de desventaja.

Con ello, el WEC arrancó son la Super Temporada 2018-2019, cuya siguiente estación será la edición No. 86 de las “24 Horas de Le Mans”, el 16 y 17 de junio.