FOTO: Scuderia Ferrari

Pese a la situación atípica que protagonizó durante la calificación, Sebastian Vettel no perderá su segundo lugar de salida para el GP de Brasil de este domingo.

En plena segunda etapa de la sesión, el alemán se dirigía a la zona de fosos para cambiar neumáticos cuando fue llamado por los oficiales de FIA para inspeccionar su auto; sin embargo, el piloto bloqueó la entrada del pesaje al pegar con un cono e intentó apresurar a los comisarios para que hicieran su labor.

Manteniendo el monoplaza encendido, una vez concluida la revisión, aceleró de tal forma que destruyó las básculas para pesaje. Además, al no apagar el motor, se argumentó la obtención de un resultado inestable del peso.

Pero tras reunirse con los directores de carrera, Vettel solo recibió una reprimenda, su primera en este año, junto con una multa de 25 mil euros, principalmente por no seguir el protocolo al considerarse que “no esperó a que los oficiales sacaran el coche de la báscula”, aunque los comisarios también admitieron que él pudo haber malinterpretado las indicaciones.

Al haber registrado un peso, y como el subcampeón mundial “eventualmente detuvo el motor, aunque no en el tiempo usualmente esperado en el procedimiento establecido”, conservó la segunda posición de salida para este domingo.

“El procedimiento se estableció exactamente para evitar daños a la báscula o un posible situación peligrosa, que es exactamente lo que se causó”, acota el comunicado de la FIA.

Vettel quedó a 93 milésimas del tiempo que le dio la PP a Lewis Hamilton, luego de cometer un error en su último intento de calificación.

“Comenzar con los neumáticos suaves mañana puede ser útil para la carrera, a menos que llueva, por supuesto”, aseguró. “Tenemos una estimación de cuál podría ser la desventaja en el inicio al tener menos agarre, pero es una distancia muy corta hacia la Curva 1, así que ya veremos. Creo que mucho dependerá del trabajo que hagamos al principio para que todo salga bien”.

Pese a que su segundo lugar general está asegurado, Ferrari aún tiene posibilidad matemática de alcanzar a Mercedes en el Mundial de Constructores, aunque tiene desventaja de 55 puntos.