FOTO: Wolfgang Wilhelm/Mercedes AMG F1 Team

Los usuarios de Mercedes aún podrían correr este fin de semana con su actual especificación de unidades de potencia.

Nuevamente a causa de problemas de confiabilidad encontrados en su dinamómetro en la sede de Brixworth, Reino Unido, Lewis Hamilton y Valtteri Bottas no utilizaron las nuevas actualizaciones en sus motores en Canadá; ahora, rumbo a la octava carrera del campeonato, a disputarse este fin de semana en Francia, todo parece indicar que será una decisión de último minuto, tan tarde como después de las primeras dos sesiones de entrenamientos.

Lo que podría ocurrir es la adopción de las versiones antiguas, pero con menor kilometraje, pero todo depende de lo que se indique desde su base de operaciones.

“Al momento, no lo sé”, comentó Hamilton la tarde de este jueves. “Creo que podría tener uno de mis motores nuevos de los tres (que tengo), el cual es suficientemente bueno. El motor que he usado en las primeras siete carreras ha sido un gran motor”.

“Una versión más fresca y nueva de ese va a ser grandioso, y tendrá más potencia que el que corrí en la última carrera. Así que personalmente no estoy preocupado. Mañana o en el próximo par de días podríamos tener un mejor entendimiento de donde estamos con eso”.

Bottas también indicó que la decisión podría tomarse al final de la actividad del viernes, aunque destacó la necesidad de hacer el cambio sobre la unidad que ya se utilizó para el primer tercio de la campaña.

“Cualquier ganancia que podamos tener – incluyendo un nuevo motor – será muy importante si queremos ganar el título. Todos esperamos que podamos tener el nuevo. Al momento ese es nuestro plan pero solo necesitamos confirmarlo”.

“Confío en que las cosas están siendo mejoradas desde hace dos semanas con el nuevo motor. Si decidimos correrlo, seguro que estaremos confiados en usarlo al 100 por ciento”.