FOTO: IMSA-SCC

El borrador del reglamento técnico para la categoría nueva LMDh, que debutará en WEC e IMSA-SCC, ya se presentó a los fabricantes y constructores interesados.

La primera versión de estas normativas se envió, la semana pasada, a más de una docena de marcas y a las cuatro preparadoras de carrocerías con licencias para construir la maquinaria de los “Le Mans Daytona “‘h'”: ORECA, Ligier, Dallara y Multimatic,

Las reglas finales de la clase, que permitirán que un mismo auto compita en WEC e IMSA-SCC a partir de 2022, se anunciarán en las fechas próximas a las “24 Horas de Le Mans”, que se reprogramaron para septiembre.

Por lo pronto, se confirmó que:

  • La categoría se basará en la generación próxima de modelos LMP2.

Es decir, que los fabricantes podrán adaptar su motor y carrocería propios a uno de los vehículos P2 de ORECA, Ligier, Dallara y Multimatic, de la misma forma que se hace en la categoría Daytona Prototype International (DPi) de IMSA-SCC.

  • Solo los fabricantes principales de autos (asociados con uno de los cuatro constructores) pueden homologar un LMDh.
  • Un sistema híbrido de eje único o de eje trasero de especificación será obligatorio, y se permitirá una sola configuración aerodinámica.
  • El peso mínimo para la clase se fijó en 1030 kg y la potencia máxima para el motor de combustión interna, o el sistema híbrido, será de 500kW o 675bhp.
  • Las marcas podrán estilizar su carrocería y motor.

WEC e IMSA-SCC también detallaron la intención para que la maquinaria LMDh compita en igualdad de condiciones con los hiperautos LM, que empezarán a correr en WEC en 2021.

Para esto, se trabajará “para garantizar que la convergencia lleve a parámetros de rendimiento similares para ambos conjuntos de reglas”.

El desempeño de los tipos distintos de vehículos se equiparará, en última instancia, con un sistema global de Balance de Rendimiento (BoP, por sus siglas en inglés).

El comunicado también advirtió que la línea de tiempo para la introducción de la categoría LMDh podría cambiar por la pandemia del COVID-19, que seguramente afectará las labores en las fábricas.

Hasta ahora, 2022 sigue siendo la fecha planeada para que los LMDh debuten, con una vida útil mínima de cinco años.

En el anuncio también se abordó el problema de que los LM Hypercars pudieran competir en IMSA-SCC, que estará abierta a la participación de los principales fabricantes de autos, una vez que se valide el rendimiento en los circuitos estadounidenses.