La marca germana que busca ganar las 24 Horas de Le Mans tuvo su primer prueba en pista para su LMP1 híbrido propulsado por gasolina en su pista privada de pruebas en Wissach.

Timo Bernhard fue el encargado de hacer el “shakedown” correspondiente al coupe, el piloto de fábrica de la marca ya ha tenido éxito en Le Mans después de ganar en 2010 con Audi.

Aún no se han revelado más detalles sobre el auto, sin embargo el coupé construido en base a las reglas del 2014 ya se encuentra en una etapa de desarrollo avanzada pues Frits Enzinger, quien encabeza el proyecto comenta que tienen hasta ahora un avance mayor al que planeaban tener en base a su agenda.