FOTO: Steve Etherington/Mercedes AMG F1 Team

Mercedes estrenó este viernes en el GP de Austria su mayor modificación técnica en lo que va de la temporada, con la que pretende ganar ventaja sobre Ferrari y Red Bull, a los que superó en los primeros entrenamientos en el Red Bull Ring, al tener a Lewis Hamilton y a Valtteri Bottas al frente de las dos tandas.

Tiene una semana de que la escudería alemana introdujo una actualización en sus motores, pero en esta ocasión, un alerón trasero y pontones nuevos son prueba del cambio agresivo del equipo alemán. Giorgio Piola y Matt Somerfield describen los cambios que apreciaron en el Red Bull Ring:

El fabricante alemán optó por un diseño de pontón más convencional, en vez del concepto presentado por Ferrari en 2017 que fue reproducido por otros equipos; Mercedes se mantuvo lejos de esa ruta. No obstante, tienen un plan muy definido en términos de los cambios que realizará, entre ellas están las modificaciones en el pontón para satisfacer las demandas aerodinámicas del auto, así como también para que el motor llegue a su máximo potencial.

Crédito: Autosport

La modificación en el pontón se centra en la reducción del tamaño de la ranura, esto con la intención de mejorar la consistencia del flujo de aire alrededor de las orillas de éste hacia la parte trasera del auto.En la esquina superior del cuerpo del pontón, donde va unido a la rejilla que corre a lo largo de la orilla principal, hay un nuevo difusor de aire (flecha roja).

Aparte de cambiar la dirección del flujo de aire, también amortigua el impacto que recibe la protección del chasis; que de lo contrario sobresaldría de la carrocería.

Crédito: Autosport

Las modificaciones del W09 van más allá de los pontones; cuenta con un nuevo soporte instalado para sostener los espejos retrovisores probados en el GP francés. El soporte cumple con los propósitos aerodinámicos, ya que en la base la superficie está curveada para permitir que el flujo de aire viaje en una dirección específica.

Crédito: Autosport

Para la parte posterior del auto, la fábrica de Brackley tomó como ejemplo los diseños de McLaren, que ha seguido al pie de la letra las características de las regulaciones, al añadir unas veletas que cuelgan de una sección que tiene como propósito crear una transición entre la parte más ancha y angosta del alerón.

La modificación para Austria es más agresiva comparada con el relativamente pequeño cambio que se hizo para el GP de Francia, al optar por veletas en la parte delantera del ducto de frenado.

La opción de que el elemento fuera individual (véase gráfico) fue descartado a favor de una configuración doble del mismo. El propósito de estas veletas es mejorar la dirección y calidad del aire al ser distribuido por el alerón delantero, y que viaje a través del ducto de frenado y los elementos de la suspensión. A su vez, esto reduce la turbulencia generada por el neumático, siguiendo un efecto en cadena hasta las superficies aerodinámicas posteriores.

Crédito: Autosport

Durante este viernes, Toto Wolff destacó que el proceso gradual de introducción de nuevas piezas es muy similar al que se lleva a cabo con las actualizaciones de las unidades de potencia, pero su desarrollo exhaustivo es más importante que en años anteriores, debido a que sus rivales más cercanos en el campeonato no han dejado de dar pelea.

“Hemos tratado de comprimir lo que teníamos en términos de desarrollo de aerodinámica y traerlo de una vez”, dijo en la conferencia de prensa de la FIA. “Hay un pequeño cambio de concepto en nuestro desarrollo de aerodinámica y hasta ahora los pilotos parecen estar felices con ello”.

“Es un paso necesario. Red Bull y Ferrari no van a descansar en sus laureles. Nosotros seguimos empujando uno al otro de carrera en carrera, de actualización en actualización, e incluso si puedes colocar otros 50 milisegundos para la carrera, lo harás porque esa puede ser la diferencia entre la PP y la tercera posición”.

Puedes encontrar éste y más análisis técnicos de los expertos en nuestras ediciones de FastMag.