FOTO: Mercedes AMG F1 Team

Niki Lauda, tricampeón mundial de Fórmula 1, se sometió a una cirugía de trasplante de pulmón en el Hospital General de Viena.

El actual presidente no ejecutivo de la escudería Mercedes AMG no viajó a los Grandes Premios de Alemania y Hungría, inicialmente por contraer una gripe durante unas vacaciones en Ibiza; sin embargo, de poca a nula información sobre su estado de salud fluyó en las últimas dos semanas.

La noche del jueves en Austria, el Hospital General de Viena (AKH, por sus siglas en alemán) anunció que había contraído “una grave enfermedad” y que, a pesar de que la intervención fue exitosa, su condición es grave. Los jefes del Departamento Clínico de Cirugía Torácica, Walter Klepetko y Konrad Hötzenecker, se encargaron de la operación.

“Solicitamos su comprensión de que la familia no hará declaraciones públicas y se solicita que se proteja la privacidad de la familia Lauda”, estipuló un comunicado del AKH.

Relata el periódico local “Österreich” que Lauda, ganador de 25 Grandes Premios de F1, contrajo una gripe de verano en su periodo de descanso que inicialmente subestimó; sin embargo, conforme empeoraron sus síntomas, viajó al mencionado centro hospitalario de Viena, donde estuvo en cuidados intensivos. Inicialmente su estado mejoró, pero se reportó este jueves una recaída.

En 1997 y 2005, el ex piloto se sometió a trasplantes de riñón con éxito, pero una intervención relacionada con las vías respiratorias es más delicado, ya que sus pulmones habían quedado con daños tras el accidente que sufrió en el circuito de Nürburging en 1976, tanto por las quemaduras derivadas como por los gases inhalados en el suceso. Ayer miércoles, se cumplieron 42 años del recordado accidente, y del cual se recuperó para correr poco más de un mes después.

Al momento, Mercedes AMG no ha emitido una declaración concreta con relación a Lauda, quien es parte de la constructora desde 2012.