El comportamiento impredecible de las llantas ha llevado al mejor inicio de temporada desde 1983. Por EDD STRAW

El inicio de temporada más impredecible en la F1 desde 1983 es porque Pirelli incurrió en el riesgo de la publicidad negativa por sus llantas de alta degradación.

En la campaña 2010, las estrategias de una detención fueron las más comunes. Pero la llegada de Pirelli en 2011, la introducción del alerón móvil-DRS y un segundo año de no permitir recargas de combustible han contribuido a que distintos pilotos y escuderías hayan ganado cada una de las primeras cuatro carreras de la temporada por primera vez en casi 30 años.

Si Bridgestone, el proveedor de llantas previo, siguiera en la F1, las carreras serían muy diferentes. En China, el director de desarrollo de llantas para deporte motor, Hirohide Hamashima, hoy en Ferrari, admitió que la compañía japonesa no estaba dispuesta a producir ese hule de haber continuado. Esto fue a pesar del Gran Premio canadiense de 2010, durante el cual la goma de Bridgestone se degradó rápidamente hasta crear una carrera caótica, con el tipo de acción que el deporte pedía.

“En el caso de Bridgestone, si la FIA requería llantas para sólo 100 kilómetros, quizás habría rechazado esa propuesta”, dijo Hamashima. “A Bridgestone le gustaría mostrar buen desempeño y durabilidad. Es el tema más fundamental para los fabricantes de llantas”.

Pero el deporte solicitó llantas de alta degradación como parte de las medidas diseñadas para ofrecer los rebases que el 84% de los aficionados consideraban como importante en una encuesta exhaustiva realizada por F1 Racing/LG en 2010. Algunos ejecutivos clave en Pirelli estaban inseguros sobre construir llantas deliberadamente frágiles, pero la firma dio el visto bueno a la estrategia riesgosa en su regreso en 2011.

El director deportivo de Pirelli, Paul Hembery, dijo a AUTOSPORT: “Fue valiente en el sentido que tienes que educar al público y hacer entender a la gente que esto es lo que se nos pidió hacer. Si todos tienen las mismas llantas, siempre quedará en manos de los pilotos y los ingenieros sacar lo mejor de ellas”.

El debate de las llantas afloró luego del GP de Bahrein, cuando Michael Schumacher, en una entrevista para Sky Sports, espontáneamente tocó el tema de la necesidad de manejar debajo de los límites del auto durante los grandes premios para hacer que duren las llantas.

“No estoy contento con la situación”, dijo a Radio 5 Live cuando le preguntaron sobre sus declaraciones previas. “Si fuera un solo auto, se podría decir que nosotros debíamos solucionarlo, pero si el 80% de la parrilla tiene éste problema, quizás el proveedor de llantas tendría que pensar en eso”.

Schumacher dijo que “probablemente” tocaría el tema con Pirelli. Pero Hembery insiste en que Pirelli, “no ha tenido contacto más allá de las juntas normales de los equipos” sobre el asunto.
Nico Rosberg discrepó con su coequipero en Mercedes. El ganador del GP chino dijo que disfruta el reto de las Pirelli.

“No, definitivamente no”, contestó a pregunta de AUTOSPORT sobre si estaba de acuerdo con Schumacher. “Es un reto muy difícil, pero también uno muy interesante para sacar lo mejor de las llantas”.

El piloto de McLaren, Jenson Button, tomó una postura similar, al admitir que su equipo aún tiene que adaptarse por completo al hule y se rehusó a usar las llantas como una excusa por su falta de ritmo de carrera en Bahrein.

“Otras personas las están haciendo funcionar (las llantas), así que tenemos que lidiar con ello”, dijo Button. “Creo que no las estamos entendiendo. Las llantas del año pasado tenían degradación alta pero las entendíamos. Este año, realmente no sé qué hacer con ellas. Pero no es excusa porque otros están haciendo un buen trabajo”.

Pirelli insiste en que, si se le pidiera, podría producir llantas de alto desempeño y baja degradación del tipo que Bridgestone solía suministrar. Pero Hembery enfatizó que esto dañaría la competencia. “¿Qué es lo que quiere la gente?”, dijo. “Hay que tener cuidado con lo que se desea. Pirelli hará lo que se nos pida. Si quieren algo diferente, lo podemos hacer, pero no se nos ha pedido un solo cambio en 18 meses. Para muchos es el comienzo más excitante de la F1 en años. Por cada queja, hay mucha gente disfrutándolo”.

Pirelli 2012: héroes y perdedores

HÉROES

Paul di Resta, Bahrein

El piloto de Force India fue el único que completó una estrategia de dos detenciones. Lideró brevemente luego que los demás hicieran sus primeras paradas y midió cuidadosamente su ritmo en las dos corridas finales, aferrándose al sexto puesto pese a que sus llantas se deshacían al final de su último giro.

Sebastian Vettel, Bahrein

Se las ingenió para extender la vida de su juego de suaves en su tercera corrida para parar al mismo tiempo que Kimi Raikkonen, quien usaba un juego fresco de medianas. Hizo vueltas rápidas al final de su última corrida para alejarse y ganar sin acabarse las llantas.

Sergio Pérez, Australia

Relegado al fondo de la parrilla por una penalización de cambio de caja, el mexicano optó por una estrategia de una detención. Subió hasta el segundo lugar antes de hacer su única parada y pudo haber terminado sexto de no haber sido por perder sitios en la confusión de la última vuelta tras que Pastor Maldonado chocara su Williams.

PERDEDORES

Kimi Räikkönen, China

Se detuvo por segunda vez en la vuelta 28 e intentó ir hasta el final. Corría segundo a ocho vueltas del fin, cuando sus llantas “cayeron por el precipicio”. En dos vueltas, se había ido al lugar 12. Su coequipero, Romain Grosjean, se detuvo cuatro vueltas después, pero preservó sus gomas y terminó sexto.

Fernando Alonso, China

Optó por una estrategia de tres paradas, pero no llevaba el ritmo de carrera para hacerlo funcionar. Se fue hasta el noveno en la última corrida detrás de ambos Williams y del Lotus de Grosjean, quienes hicieron funcionar sus estrategias de dos paradas.

Jenson Button, Malasia

Luego de tocarse con Narain Karthikeyan, Button se reintegró son intermedias pero debido al tránsito no pudo mantener temperatura en las llantas. Pasó el resto de la carrera perdido a media tabla y no sacó puntos.