FOTO: Petronas/Mercedes AMG

Sin duda, la presencia de Lewis Hamilton acaparó los titulares de la primera fecha del Mundial de MotoGP.

Ya que el patrocinador principal de la escudería Mercedes de Fórmula 1, Petronas, ocupa el mismo papel con la operación satélite nueva de Yamaha, Sepang Racing Team, el Gran Premio katarí fue la primera oportunidad para hacer una activación entre sus representantes en categorías distintas.

Además, el gusto conocido del británico por el motociclismo hizo más factible esta aparición, en la que reiteró que que espera que en un futuro pueda pilotar un modelo que participe en el Mundial.

“Ese es un sueño”, exclamó. “Los veo cada fin de semana, incluso cuando estoy en un Gran Premio, cuando salgo de mis juntas durante, antes y después de la calificación para así poder ver la calificación de aquí”.

“Creo que hay una sensación irregular de los pilotos, la calidad de su habilidad es excepcional, me gustan las categorías diferentes y la forma en las que los pilotos van ascendiendo. Estoy tan ocupado que no puedo venir a muchas carreras; esta asociación me ha ayudado a venir a verlos”.

FOTO: Petronas/Mercedes AMG

Hamilton convivió con los pilotos de SRT, Fabio Quartararo y Franco Morbidelli, además de saludar a conocidos del paddock como Valentino Rossi, con quien también comparte un patrocinador patrocinador, la firma de bebidas energéticas Monster Energy.

Por varios años, la compañía ha intentado organizar un intercambio de máquinas entre ambos campeones, aunque nunca se ha concretado. Asimismo, hay que recordar que el británico se subió a una Yamaha R1 del Mundial de Superbike en Jerez en noviembre.

“Desde que era joven, desde antes de comenzar en el kartismo, siempre quise montar motocicletas”, afirmó. “Siempre quise una moto cuando era niño, pero mi padre quiso darme un go kart. Estoy agradecido que lo haya hecho, pero he querido subirme a una moto desde entonces, pero nunca he dejado esa pasión”.

FOTO: MotoGP
FOTO: MotoGP