Comisarios suspendiendo la prueba. G.P. de Brasil,  Autódromo José Carlos Pace, Barrio de Interlagos, suburbios de Sao Paulo, Brasil. Vigésima  prueba del mundial, domingo 13, noviembre, 2016.

La carrera de Interlagos tomó poco más de tres horas en completarse, con el retraso al inicio, el auto de seguridad apareció cinco veces y las banderas rojas se presentaron dos veces después de varios choques en condiciones húmedas.

A pesar de que Hamilton dijo que algunas de las decisiones tenían sentido, él estaba perplejo por otras, en particular por la segunda bandera roja después de un largo periodo de seguridad.

A continuación las impresiones del piloto británico:
“Es comprensible la primera bandera roja porque la gente se estaba saliendo. <después de que volvimos a salir, la pista estaba lista para intermedios, pero el coche de seguridad se mantuvo fuera durante mucho tiempo. La pista estuvo igual durante casi todo el tiempo, fe inútil que el coche de seguridad saliera, podríamos haber seguido. Pero la seguridad es lo primero y creyeron que era el caso. Afortunadamente todos están a salvo, así que fue la decisión correcta”.

Tanto los pilotos de Mercedes como Max Verstappen creen que las carreras con lluvia serán más suaves en 2017, cuando los coches ganen fuerza con las nuevas reglas y con Pirelli trabajando para mejorar sus neumáticos de lluvia.