Felipe Massa (BRA) Williams FW38 retirado. G.P. de Brasil, Autódromo José Carlos Pace, Barrio de Interlagos, suburbios de Sao Paulo, Brasil. Vigésima prueba del mundial, domingo 13, noviembre, 2016.

Felipe Massa dijo que fue desgarrador el choque en su último Gran Premio de Brasil por las complicadas condiciones de su penúltima carrera de Fórmula 1.

El brasileño, que se retirará después  250º Grandes Premios, estaba el puesto 13 cuando perdió el control al acercarse a la última curva y se estrelló contra la barrera, deteniéndose en la salida de los fosos.

Luego salió de su Williams y rompió en llanto al escuchar el apoyo de las abarrotadas tribunas, se colocó una bandera brasileña alrededor de sus hombros y saludó a la multitud.

“Fue desgarrador, No quería que terminara así. Quería terminar con un buen resultado para los aficionados, para Brasil, para mi equipo, para mí y por desgracia no pude. Llegaba a la curva y de repente me empecé a deslizar y no podía parar el coche. Tal vez Dios sabe qué hacer, detenerme en el lugar para estar delante de mis fans fue una sensación increíble con los fans y no pude dejar de llorar”.

Cuando Massa llegó a la línea de fosos, los mecánicos de Mercedes y Ferrari salieron de sus respectivos garajes y lo aplaudieron mientras pasaba hasta que fue recibido por su familia.